Los diputados independentistas de ERC y del PDeCAT con el apoyo de los de Unidos Podemos, del PNV y de EH Bildu exigen la puesta en libertad de los detenidos por la Guardia Civil este miércoles en Barcelona por su presunta vinculación con la organización del referéndum ilegal convocado para el 1 de octubre. 

Entre los arrestados en la denominada 'operación Anubis' hay varios altos cargos de la Generalitat, como el secretario general de la Vicepresidencia y Economía y Hacienda, Josep Maria Jové, y el secretario de Hacienda, Lluís Salvadó. 

"Esperamos que sean puestos en libertad de manera inmediata", ha recalcado el portavoz de Esquerra, Joan Tardà, en un acto conjunto en la Cámara Baja con los portavoces de los demás grupos. Por su parte, el diputado del PDeCAT, Carles Campuzano, ha llegado a calificar de "pirómano" al juzgado número 13 de Barcelona que ordenó los 41 registros y detenciones.

Entre los participantes en la comparecencia conjunta para mostrar "apoyo y solidaridad" a los detenidos estaban estaban Pablo Iglesias e Irene Montero (Podemos); Aitor Esteban (PNV); Joan Baldoví (Compromís); Alberto Garzón (IU) y María Beitialarrangoitia (Bildu).

Actualmente, once personas permanecen en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial. De los 14 detenidos iniciales, cinco solicitaron el hábeas corpus al considerar que las detenciones eran ilegales. Tres fueron denegados y, a última hora, tres de los arrestados quedaron en libertad con obligación de comparecer ante el juez. El Instituto Armado les atribuye un delito de sedición, además de los de malversación, prevaricación y desobediencia.

"Que compañeros de nuestro partido hayan sido detenidos añade un factor de inquietud. Algunas de las detenciones fueron francamente indignantes", ha lamentado Tardà tras criticar la forma en que se produjeron los arrestos. El diputado independentista ha utilizado la tribuna del Hemiciclo esta mañana para exigir igualmente la libertad de los detenidos.