El acuerdo por sorpresa entre PSOE y Unidas Podemos ya está sobre la mesa. Ahora toca buscar apoyos para ese Gobierno de coalición "progresista" que pretenden Sánchez e Iglesias con el primero de ellos como presidente. PP, Cs y Vox lo han rechazado de forma categórica y este último ha instado este miércoles a los partidos minoritarios a hacer lo propio. Comienza el mercado persa de los pactos.

En concreto, Santiago Abascal se ha dirigido a Coalición Canaria, Partido Regionalista de Cantabria y Teruel Existe. Pero no parece que estos no quieran rentabilizar sus escaños: unidad de España, sí, pero también él cumplimiento de las promesas en sus territorios. 

"Apelamos a los votantes canarios, cántabros, turolenses ante el riesgo de que por acción u omisión algunas fuerzas en las que han confiado puedan contribuir a esta gran traición a España", ha señalado el de Vox, que ahora cuenta con 52 diputados. "Animamos a una reflexión a PRC, Teruel Existe y CC: no hay tren que sea tan importante como la unidad y la convivencia de España", ha censurado.

El sí de Miguel Ángel Revilla ya lo tiene. Fuentes del PRC explican a Vozpópuli que el dirigente socialista ya se ha puesto en contacto con el presidente de Cantabria para ratificar sus compromisos con la región, que ya propiciaron que el diputado de esta formación se convirtiera en el único apoyo externo al PSOE en la investidura fallida.

Reclama al Estado 120 millones

"Los términos de nuestro acuerdo permanecen intactos", ha informado por SMS el candidato socialista a Revilla en referencia al documento que ambas fuerzas firmaron en junio. El negociador seguirá siendo el secretario de Organización, José Luis Ábalos.

El documento recoge que Cantabria cobre la deuda por las obras del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que ascienden a 120 millones

El presidente cántabro y secretario general del PRC apuesta por la "gobernabilidad" y ha recordado que ya se han cumplido dos compromisos: la adjudicación del estudio informativo del tren a Bilbao y la licitación del acceso a Valderredible desde la A-67. Antes del 31 de diciembre, dice, "tiene que licitarse el tramo de AVE de Palencia a Alar del Rey".

El documento también recoge que Cantabria cobre en esta legislatura la deuda por las obras del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que ascienden a 120 millones. "Eso es lo más importante", zanja Revilla. Y ha recordado a los socialistas que en el próximo presupuesto "no tiene que aparecer Valdecilla con 20 millones sino con 40, 20 más 20, por lo que está firmado pagar los 120 en cuatro años y uno ya ha vencido".

Teruel, efectivamente, existe

Teruel Existe, que se ha presentado por primera vez a unas elecciones como agrupación de electores, ya tiene su escaño. Y posiblemente sea el que lo rentabilice más rápido después de 20 años reivindicando una mejora en las infraestructuras de la provincia y luchando contra la despoblación. 

"Estamos satisfechos de que uno de los puntos del acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos sea 'revertir la despoblación' y dar un "apoyo decidido a la España Vaciada", a falta de conocer los detalles del mismo. "Si es así, Teruel Existe tiene muy claro lo que hará, porque nuestro objetivo es facilitar la gobernabilidad si se atiende a las demandas que venimos reclamando desde hace tiempo como plataforma ciudadana", adelantan.

Piden además un transporte ferroviario de calidad, seguro y rápido y una asistencia eficaz a la emergencia y al transporte sanitario"

¿Cuáles son? Entre otras, la reivindicación de un Pacto de Estado por la repoblación y la cohesión territorial con dotación presupuestaria suficiente, tal y como recoge el documento de la España Vaciada.

Piden además un transporte ferroviario de calidad, seguro y rápido; unas comunicaciones por carretera propias del siglo XXI; una asistencia eficaz a la emergencia y al transporte sanitario; una asistencia a la salud mental integrada en el sistema sanitario nacional y ajustada a la ley; planes que mantengan el empleo en la provincia y que impidan su despoblación progresiva por falta de futuro y una enseñanza de calidad y con una mayor proyección universitaria.

Desde Coalición Canaria aseguran que es "una buena noticia que por lo menos haya un punto de partida" para que el Estado cuente con un Gobierno, aunque insisten en que la posición de los nacionalistas canarios debe esperar a que se materialice esa ronda de contactos. Aún no se ha producido una llamada por parte de los socialistas.

Turismo en Canarias

Cabe recordar que no son pocas las ocasiones en las que la diputada canaria Ana Oramas ha manifestado su disposición a apoyar la gobernabilidad con opciones "sensatas", lo que implicaba, a su juicio, no respaldar a Vox o a Podemos. "No apoyaremos ni nos abstendremos si hay acuerdo programático o de coalición entre el PSOE y Podemos", dijo Oramas a principios de noviembre.

En una entrevista en este diario el pasado mes de octubre, Oramas aseguró que la caída de Thomas Cook era como la caída de Lehman Brothers para el turismo en Canarias, por lo que, entre sus condiciones para apoyar otra hipotética investidura de Sánchez está el cumplimiento del régimen económico y fiscal apoyado por todas las fuerzas políticas hace un año y que aprobó Bruselas.

También el del Estatuto de Autonomía de Canarias. "Nosotros no somos ninguna fuerza radical, solo queremos tener igualdad de condiciones para poder competir en el mercado", aclaró.

Línea roja: el independentismo

Por parte de Revilla, la línea roja es que no admitiría, incluso a cambio de todos los compromisos pactados, que tuvieran alguna participación en el Gobierno o en las decisiones que se vayan a tomar en este Gobierno aquellos que se quieren ir de España, es decir, los independentistas catalanes.

"Nosotros (los regionalistas), con aquellos que no cumplen la Constitución, no queremos saber nada, ni vamos a colaborar con ningún gobierno que tuviera veleidades y apoyos o contrapartidas para obtener su abstención", ha dicho Revilla.

Desde Teruel Existe consideran que no son quienes tienen que decidir con quién se pacta, pero insisten en que se mueven en el marco de la Constitución, respetando los derechos básicos que se recogen en la Declaración de los Derechos Humanos.

El punto 9 del acuerdo PSOE-Podemos

En su acuerdo para formar Gobierno "progresista", Sánchez e Iglesias recogen "garantizar la convivencia en Cataluña".

"El Gobierno de España tendrá como prioridad garantizar la convivencia en Cataluña y la normalización de la vida política. Con ese fin, se fomentará el diálogo en Cataluña, buscando fórmulas de entendimiento y encuentro, siempre dentro de la Constitución. También se fortalecerá el Estado de las autonomías para asegurar la prestación adecuada de los derechos y servicios de su competencia. Garantizaremos la igualdad entre todos los españoles", recoge el punto 9 del documento.

Salvo el 'sí' de Coalición Canaria, que aún está en el aire, Sánchez ya parece contar con el respaldo de los otros regionalistas, siempre y cuando se comprometa a cumplir con las promesas socialistas en Cantabria y Teruel.