Vox ha retirado la exigencia de derogar las leyes LGTBI en la Comunidad de Madrid y facilitará un Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos, que encabezará la popular Isabel Díaz Ayuso. Según ha sabido Vozpópuli, el acuerdo se anunciará esta semana. 

PP, Ciudadanos y Vox están a un paso de dar a conocer su pacto para Madrid. El líder de Ciudadanos en la Comunidad, Ignacio Aguado, ha asegurado que "esta semana o a más tardar la próxima" habrá nuevo Ejecutivo.

La recta final de la negociación ha sido idéntica al caso de la Región de Murcia. La voluntad de las tres partes es comunicarlo a la opinión pública lo antes posible. El único fleco pendiente es si la investidura de Díaz Ayuso se celebrará en mitad de agosto o esperarán algunas semanas.

Negociación PP-Vox

PP y Vox han "pulido" el último documento que la portavoz ultra conservadora en la Comunidad, Rocío Monasterio, envió a Díaz Ayuso. La formación de Santiago Abascal ha aceptado retirar su exigencia de derogar las leyes LGTBI y algunas otras medidas. El documento final es "perfectamente asumible" por Ciudadanos, según fuentes conocedoras de las negociaciones.

Vox, al igual que en Murcia, también ha aceptado un Gobierno bipartito de PP y Ciudadanos. Díaz Ayuso será la presidenta y Aguado, el vicepresidente. PP y Ciudadanos firmaron un acuerdo con 155 medidas. El futuro Ejecutivo tendrá 13 consejerías: siete para el PP y seis para el partido naranja, que ejercerá la portavocía del Gobierno.

La investidura fallida de Pedro Sánchez ha acelerado las negociaciones. Los tres partidos querían evitar a todo costa que el acuerdo en la Comunidad se viera condicionado por un nuevo intento del presidente. Sánchez tiene de límite hasta el 23 de septiembre para buscar una nueva investidura si quiere evitar la repetición electoral.

Fecha de investidura

La duda pendiente es cuando se celebrará la investidura. El presidente de la Asamblea, Juan Trinidad (Cs), debe convocar una nueva ronda de consultas, proponer a Díaz Ayuso y fijar fecha para el debate. Algunos son partidarios de celebrar el debate cuanto antes. Otros prefieren esquivar las semanas centrales de agosto -con España de vacaciones- y retrasar la investidura a finales de mes.

"Sea como fuere, el objetivo es trasladar ya que hay acuerdo", dicen estas fuentes. 

El PP logrará finalmente retener Madrid después de una mes largo de tira y afloja con Vox y Ciudadanos. Pero finalmente el partido de Abascal ha acabado renunciando a las consejerías. El PSOE ganó las pasadas elecciones autonómicas del 26-M. Díaz Ayuso obtuvo 30 diputados; Ciudadanos, 26 y Vox, 12.