Dicen que van desprotegidos a la “batalla” contra el coronavirus. Que el material sanitario del que disponen no cumple las medidas mínimas para estar seguros. Los policías nacionales arremeten contra el Ministerio del Interior y denuncian el envío masivo a las unidades de mascarillas de “papelito de fumar” -en referencia a su fragilidad-. Y piden que se les considere como personal de riesgo para recibir el material sanitario que consideran adecuado a sus funciones.

En las redes circula un vídeo en el que un agente critica las mascarillas que reciben entre las unidades. La saca de su envoltorio, la rompe con los dedos y lamenta que esté hecha de "papelito de fumar". Fuentes policiales consultadas por Vozpópuli apuntan a que ese material en concreto forma parte de una donación: "Pero las mascarillas que recibimos no nos protegen mucho más que esas", lamentan.

Desde los sindicatos policiales lamentan que se trata de una situación extendida entre las unidades. Que el material recibido no cumple con los estándares mínimos de seguridad y que en ocasiones se han repartido elementos de protección caducados. También critican el cese de José Antonio Nieto González, responsable que redactó el primer protocolo en la pandemia. La Dirección de la Policía le apartó de su puesto a los pocos meses de jubilarse, tras filtrarse un documento con los pasos que debía adoptar el cuerpo para evitar la propagación del virus.

La trayectoria judicial

Lo cierto es que el reparto de mascarillas en la Policía está causando un revuelo judicial. Este lunes, el Tribunal Supremo se inhibió ante una demanda del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en la que exigía que se reconociese a los agentes como personal de riesgo. Una medida para que se dotase a los miembros de las mascarillas FPP2. La sala, no obstante, consideró que se debía dirimir en la Audiencia Nacional.

Y este martes, la Audiencia Nacional rechazó otra petición diferente para que Interior dotase a la Policía del material sanitario que, según los sindicatos, necesitan los agentes. El tribunal considera que el la Dirección del cuerpo ha hecho esfuerzos para adquirirlo pero que no hay material suficiente para hacerlo efectivo.

Las peticiones del SUP

Pese a todo, los agentes no bajan los brazos. Piden mascarillas FFP2, pero también "transparencia" al Ministerio del Interior; en la cantidad de material que se ha distribuido y en las medidas que se están llevando a cabo para evitar la propagación de la enfermedad en filas policiales.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha trasladado sus inquietudes a la Comisión de Seguridad y Salud Laboral Policial del cuerpo. Un escrito de nueve páginas con registro de entrada en el 31 de marzo. Una semana después de enviar la carta, denuncian que todavía no han recibido ninguna respuesta.

En el documento esgrimen que "las condiciones laborales a las que nos vemos expuestos" provocan una mayor exposición al virus "y con ello un grave daño en su salud que en algunos casos ya está causando la muerte": "Solicitamos información sobre la evaluación del riesgo de exposición, desglosando cada una de las actividades policiales asociado al contagio por coronavirus".

El sindicato exige información sobre los procedimientos adoptados en materia de prevención frente al coronavirus y de coordinación entre diferentes Comunidades Autónomas. También pide que se distribuyan test rápidos entre los agentes, una evaluación de riesgos laborales por cada una de las actividades policiales y que se desinfecten las dependencias policiales a diario mediante "un mecanismo de coordinación con la Unidad Militar de Emergencias".

¿Qué ocurre con el material sanitario que falta entre las unidades? El sindicato quiere conocer las actuaciones que ha llevado a cabo la Policía para "la compra de material, su aprovisionamiento, criterios de reparto geográfico y por actividad policial", entre otros. Y pide que se dote a los agentes de los recursos sanitarios para trabajar en medio de la pandemia.