España

Guerra entre policías y guardias civiles por la equiparación de Marlaska: "El acuerdo es casi imposible"

Unos y otros piden repartos incompatibles de los 247 millones anunciados para la mejora de sus sueldos. Interior les da una semana más para alcanzar puntos en común

El Ministerio del Interior ha dado una semana más a policías y guardias civiles para alcanzar un acuerdo
El Ministerio del Interior ha dado una semana más a policías y guardias civiles para alcanzar un acuerdo Europa Press

Las posiciones están lejos de encontrarse. Policías y guardias civiles mantuvieron este lunes su primer encuentro para debatir el reparto de los 247 millones anunciados por Fernando Grande-Marlaska en su equiparación salarial. Los primeros piden en torno a un 47% de la cantidad presupuestada; los segundos quieren al menos el 60%. Posturas incompatibles y que, según fuentes presenciales, son “imposibles” de encajar. Unos y otros se citan para una nueva reunión que se celebrará la próxima semana. El Ministerio del Interior, que tiene la última palabra para decidir cómo quedará la distribución, pisa el acelerador con el objetivo de hacer efectivo el acuerdo el próximo mes de septiembre.

El anuncio de Marlaska llegó en plena crisis de la Guardia Civil, sumida en una cadena de ceses, destituciones y nombramientos. El ministro anunció desde Moncloa que había alcanzado un acuerdo con Hacienda para desbloquear los 247 millones de euros que restan por abonar a policías y guardias civiles, con efectos retroactivos al pasado 1 de enero. Recordemos que el acuerdo contemplaba el pago de al menos 807 millones de euros en tres tramos, que hasta ahora se habían abonado 560 y restaba el pago de la tercera fase.

Y es en este punto donde policías y guardias civiles no logran ponerse de acuerdo. El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, dirigió la reunión que este miércoles reunió a sindicatos y asociaciones de ambos cuerpos. ¿Cómo se repartirán los 247 millones anunciados por Marlaska? El acuerdo inicial, firmado con Juan Ignacio Zoido, contemplaba el 59% para los verdes y el 41% para los azules. Pero durante todo el proceso se han vivido contratiempos que han ido modificando esos porcentajes.

Las peticiones de cada uno

Ahora, unos y otros mantienen posturas distantes sobre cómo repartir lo que queda del pastel. Los policías piden 115,35 millones, el 46,7% del total: sostienen que desde que se aprobó el acuerdo, el cuerpo ha ingresado nuevas promociones de agentes y necesitan más dinero para que la equiparación con otros cuerpos policiales -principalmente los mossos d’Esquadra- sea real. También argumentan que los guardias civiles reciben otras compensaciones que no figuran en sus salarios, como alojamiento en casas cuartel para una parte significativa de sus miembros.

Las asociaciones del Instituto Armado tiran de calculadora y afirman que sus nóminas son sensiblemente inferiores a las de los policías. Y consideran que el argumento de las casas cuartel no es válido, puesto que son las únicas residencias disponibles en zonas rurales, donde el cuerpo vertebra la seguridad. Asimismo, sugieren que sus ingresos por productividad son inferiores a las de la Policía Nacional. Por eso piden 148.2 millones, el 60% del total.

El reparto porcentual no es el único punto que enfrenta a unos y otros. Los guardias civiles recuperan el informe que hizo una consultora externa para apelar a ese reparto del 60%. Los policías, por el contrario, recuerdan la polémica que hubo en torno a este informe, que se demoró en exceso y que recogió cambios que disgustaron a ambas partes.

Las diferencias no tardaron en saltar a las redes sociales:

Un acuerdo "casi imposible"

¿Habrá acuerdo? “Casi imposible”, señalan fuentes presentes en las negociaciones. Con todo, asociaciones de la Guardia Civil y sindicatos de la Policía Nacional se han citado a una nueva reunión que se celebrará la semana próxima. El orden del día incluye la presencia inicial del secretario de Estado de Seguridad, que tras saludar a los presentes abandonará la sala para que estos traten de llegar a un punto en común.

En cualquier caso, es el Ministerio del Interior el que tendrá la última palabra tras escuchar las alegaciones de los representantes de ambos cuerpos. Desde el departamento destacan que la implementación del acuerdo requiere ha requerido un esfuerzo en sus “actuaciones técnicas” y la “implicación” de los órganos pertinentes de los ministerios de Hacienda y Política Territorial y Función Pública.

El ministerio dirigido por Fernando Grande-Marlaska apuesta por hacer efectivo el acuerdo "lo antes posible", según las mismas fuentes. Por el momento ha trasladado a sindicatos y asociaciones de cerrar las negociaciones y cumplir el desembolso en el mes de septiembre.

En cualquier caso, la mayoría de representantes de Policía y Guardia Civil coinciden en señalar la cláusula número 8 del acuerdo de equiparación salarial, que contempla la ampliación de los fondos en caso de que los 807 millones no son suficientes para alcanzar una igualdad real con otros cuerpos autonómicos. Y sñelan que la brecha con los Mossos d'Esquadra se ha ampliado después de que la Generalitat aprobase unos presupuestos con una mejora de los sueldos de sus funcionarios policiales.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba