Homenajes a etarras, críticas políticas a las detenciones de antiguos miembros de ETA que controlaban un zulo, iniciativas para investigar supuestos excesos policiales... A juicio de los policías nacionales destinados en el País Vasco se acumulan los episodios que sugieren una dejadez del Gobierno en la región. Los agentes elevan su malestar en un manifiesto en el que critican el "avance silencioso de movimientos separatistas" y "la exclusión de cualquier cuestión que evidencie la presencia del Estado en Euskadi".

"Denunciamos el hastío y abandono tanto de las instituciones como de la Administración dependiente del Estado", señalan en un manifiesto conjunto el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Confederación Española de Policía (CEP), el Sindicato Profesional de Policía (SFP) y la Unión Federal de Policía (UFP). Los sindicatos critican el desgaste que sufre su imagen en la Comunidad Autónoma Vasca y enumeran una serie de episodios que, advierten, consuman la creciente ausencia del Estado en la región.

"Durante los últimos tiempos y a la sombra del tsunami informativo que ha supuesto el Covid-19 en nuestra sociedad, la española y la vasca, asistimos con perplejidad al avance silencioso de movimientos separatistas y a la exclusión de cualquier cuestión que evidencie la presencia del Estado en Euskadi, ante la indiferencia de nuestros responsables políticos e institucionales".

Cúmulo de episodios

En concreto, lamentan el cúmulo de actos para dar la bienvenida a miembros de ETA que salen de prisión "sin ningún pudor ni medida legal que contenga los actos de apología del terrorismo que en sí mismos constituyen". Como contó Vozpópuli, en los últimos seis meses se han registrado 74 actos proetarras con presencia de manifestantes. También denuncian que las "imágenes del jefe del Estado son decapitadas en la plaza pública el día de la Hispanidad".

"En el plano político, responsables de diferentes formaciones sugieren al poder judicial que no es el momento de investigar a miembros de ETA por su presunta vinculación con la aparición de un zulo hace apenas un año", lamentan los sindicatos. "Todo ello al tiempo desarrolla una Ley para investigar presuntos excesos policiales, sin carga probativa ni tribunal colegiado para aplicarla, para hechos acaecidos hace más de 40 años".

Los policías destinados en el País Vasco manifiestan asimismo su irritación por el "blanqueamiento" a la trayectoria de ETA. Y citan como ejemplo las fotografías de estudio hechas al exjefe de ETA Josu Ternera que han saltado a los medios de comunicación.

"Resulta paradójico que, al tiempo que el Estado integra a las Policías Autonómicas en foros de colaboración y cooperación internacionales, a nivel periférico se persiga el objetivo contrario -afirman los policías nacionales del País Vasco-. [...] Parafraseando al grupo de científicos que en fechas recientes emitió un comunicado a propósito de la crisis sanitaria, afirmamos sin ningún rubor que 'ustedes mandan en
seguridad, pero no saben'".