Fútbol

La Policía contempla medidas "de control" a los ultras en los partidos a puerta cerrada

El borrador de un plan para la 'desescalada' incluye instrucciones de cara al regreso liguero como el “seguimiento de grupos radicales" durante los encuentros previstos sin público

Hinchas valencianistas recibieron a su equipo en los aledaños de Mestalla en marzo
Hinchas valencianistas recibieron a su equipo en los aledaños de Mestalla en marzo

La Policía Nacional tiene en mente a los seguidores radicales del fútbol de cara a la prevista reanudación de la Liga en el mes de junio. El Cuerpo trabaja desde hace días con el borrador de un plan de desescalada en el que se abordan las medidas a tomar respecto a la vuelta del deporte profesional. Entre ellas, contemplan instrucciones para controlar los movimientos de los grupos ultras durante los partidos que se jugarán a puerta cerrada.

El documento recoge que en la Fase 2 de la 'desescalada' ya habrá “entrenamiento total en ligas profesionales” y “reapertura de campeonatos profesionales mediante partidos a puerta cerrada o con limitación de aforo, que pueden ser retransmitidos”. En ese sentido, entre las medidas operativas a tomar, el plan incluye el “control y seguimiento de grupos radicales ante celebración de partidos a puerta cerrada o con aforo limitado”. Ese control corre a cargo, según dice, de las brigadas provinciales de Información.

Otros escenarios que bajara la Policía de cara a la vuelta de la Liga es la “concentración de público para ver entrenamientos de equipos fútbol en ciudades deportivas”. Los expertos policiales la contemplan esta posibilidad incluso desde la Fase I en la que se ya encuentran más de la mitad de la población española.

Por el momento, la mayoría de los mensajes oficiales y comunicados que han difundido estos grupos radicales ligados al fútbol van más encaminados a censurar la reanudación de la competición sin público en las gradas que a organizar concentraciones para seguir o animar a sus jugadores. Durante las semanas de confinamiento, los grupos ultras del fútbol español también han llevado a cabo iniciativas de apoyo a las autoridades sanitarias -difundas en sus redes sociales- con el traslado de comida, agua u otros materiales a los hospitales, residencias y centros de día.

Tebas prevé reanudar los partidos en junio

El presidente del campeonato liguero, Javier Tebas, ya ha anunciado su intención de reanudar en la segunda mitad de junio la competición que se vio interrumpida hace dos meses por la expansión del coronavirus. La última palabra la tendrá el Ministerio de Sanidad, pero los futbolistas ya se han sometido a test de PCR y han comenzado a entrenar siguiendo un protocolo específico elaborado por la Liga.  

Hay otro plan detallado para cuando empiecen los partidos con medidas que van desde impedir escupir durante el juego o evitar los saludos. Ya sean a puerta cerrada o con aforo limitado, la Policía establecerá igualmente despliegues de seguridad. Para ello prevé coordinarse con la Oficina Nacional de Deportes (OND) o los responsables de seguridad de los clubes, según el documento policial que lleva fecha del pasado miércoles. 

El documento policial
El documento policial

Cuenta con 33 folios y de momento es provisional, según informan fuentes oficiales de la Policía. En los últimos días, la Dirección General del Cuerpo ha remitido este borrador a las distintas Jefaturas Superiores para recabar opinión y posibles propuestas de mejora, según otras fuentes policiales consultadas. 

Concentraciones en Mestalla y París

Las fuerzas de seguridad tienen presentes las concentraciones de seguidores en los aledaños de algunos estadios cuando el virus ya era una amenaza real en Europa. En España se dio el caso en los alrededores de Mestalla antes del partido entre el Valencia y el Atalanta italiano. 

Cientos de seguidores valencianistas arroparon a su equipo antes de disputar el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa de Europa. Era el 11 de marzo y quedaban apenas tres días para que el presidente del Gobierno anunciase el establecimiento del estado de alarma y las medidas de confinamiento. Por entonces, las indicaciones de las autoridades de evitar aglomeraciones tan solo eran recomendaciones.

Reacciones similares se produjeron por esas fechas en otros países del entorno. El mismo día que los seguidores valencianos, miles de hinchas del PSG también se convocaron en las inmediaciones de su estadio en París para recibir el autobús de los jugadores que esa noche se enfrentaban al Borussia de Dortmund alemán.   

Fuera ya de la amenaza del virus, existe un precedente anterior que tuvo lugar en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón en Madrid en 2008. El Atlético se jugó el pase a los octavos de final de la Copa de Europa también a puerta vacía. No obstante, una multitud de seguidores rojiblancos se convocaron aquella noche en los alrededores del campo para animar desde fuera a sus jugadores. 

En este caso, la decisión de cerrar el estadio la adoptó la UEFA en respuesta a unos incidentes registrados fechas antes en el mismo estadio entre seguidores visitantes del Olympique de Marsella y la Policía española. La decisión causó un profundo malestar en el club madrileño y en una parte de la afición, que aún recuerda aquel cierre con una sonora pitada antes del inicio de cada partido de la máxima competición continental.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba