"El terrorismo supone una amenaza directa a la seguridad de todos los ciudadanos". Bajo esa premisa arranca un documento de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional donde plantea la necesidad de perfeccionar su sistema de analítica avanzada. Se trata de una herramienta similar a una inteligencia artificial que cruza contenidos de las bases de datos policiales en la búsqueda de patrones o detalles que les sirvan para dar con criminales o con individuos que constituyan una amenaza para la seguridad nacional. El sistema se pulirá a corto plazo para ser más eficaces en la lucha antiterrorista.

De acuerdo a la documentación a la que ha tenido acceso Vozpópuli, la Policía Nacional busca una empresa que pula el actual sistema de análisis del que dispone la Comisaría General de Información. La herramienta para desbrozar los datos contenidos en grandes bases se desarrolló en "respuesta al avance tecnológico de la actividad delictiva del siglo XXI".

Ese "sistema de inteligencia" -que es el que actualmente emplean los investigadores- permite la captación, recepción y tratamiento de toda la información obtenida en el ámbito de sus actividades, la gestión y evolución de las pesquisas en base a su tipología, así como la explotación de la información que se va obteniendo. También reúne en un mismo repositorio los aportes de información de las diferentes unidades policiales eliminando duplicidades, "maximizando la eficiencia" de los agentes y "minimizando los costes y los tiempos en las investigaciones".

Proyecto estratégico para la Policía

La Policía considera que perfeccionar este sistema de análisis avanzado representa un "proyecto de alto nivel estratégico", en la medida en que servirá para dar una respuesta "más eficaz" frente a la "realidad delincuencial altamente tecnificada del siglo XXI". Sin facilitar grandes detalles para no revelar información sensible, la Policía avanza que el nuevo sistema mejorará los tiempos en los análisis avanzados de datos y en el cruce de información sensible para detectar inputs relevantes para los investigadores.

Como ejemplo, el nuevo sistema tendrá una mayor capacidad para la detección automática del nombre, primer apellido y segundo apellido de un individuo cuya identidad aparezca -aun de forma incompleta- en una cadena de texto. Una funcionalidad particularmente útil en textos extensos para su posterior análisis automatizado.

La empresa adjudicataria se comprometerá a la confidencialidad del proyecto y conformará un equipo para el mantenimiento del sistema que trabaje codo con codo con los investigadores de la Comisaría General de Información. Eso sí, "sin extralimitarse en las funciones desempeñadas respecto de la actividad delimitada". Para el desarrollo del proyecto, la Policía cuenta con una partida presupuestaria de 1,85 millones de euros, impuestos incluidos, que tratará de financiar con fondos europeos.

Aplicación terrorista

Aunque este sistema de 'inteligencia artificial' permita combatir todos los tipos de criminalidad bajo objeto de investigación de la Comisaría General de Información, la documentación destaca su aplicación en la lucha antiterrorista. "Prevenir, impedir y derrotar el terrorismo es objetivo prioritario [...]. Para ello es necesaria una respuesta estratégica específica e integrada, siendo sus ejes la anticipación, la prevención, la protección y la disponibilidad de los medios necesarios".

Labor preventiva y anticipativa que se traduce en operativos de éxito en materia antiterrorista. El más reciente que ha saltado a la opinión pública, la detención de un individuo en Toledo acusado de autoradicalización yihadista y que tenía en su poder 60 manuales para el uso de armas y la confección de explosivos y venenos.

España mantiene un nivel 4 sobre 5 de alerta antiterrorista desde junio de 2015. En lo que va de año, y con datos actualizados al 28 de junio, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han detenido a 25 personas por terrorismo yihadista.