Un total de 151 personas que participaban en una macrofiesta en una fábrica abandonada en el barrio pamplonés de Echavacoiz han sido identificadas por la Policía Municipal de la capital navarra, cuatro de cuyos agentes han resultado heridos esta noche cuando vigilaban el cumplimiento de la normativa sanitaria.

Tras recibir llamadas de vecinos de la zona en las que denunciaban esta fiesta ilegal, agentes de paisano se acercaron al lugar para comprobar los hechos, ha informado a Efe la Policía Municipal de Pamplona.

Al observar que en la fábrica, que es utilizada habitualmente por un colectivo vecinal para organizar actividades, había una gran cantidad de personas bebiendo y comiendo, sin mascarilla ni guardar la distancia de seguridad, varias patrullas acudieron al lugar, con el apoyo de dotaciones de la Policía Nacional y Policía Foral, que no llegaron a intervenir.

En total los agentes identificaron a 151 personas, tanto adultos como menores, sin que en esta intervención se produjeran incidentes.

"Violencia inusitada hacia los agentes"

Desde la Policía Municipal de Pamplona han destacado, no obstante, la "violencia inusitada hacia los agentes" que se ha registrado esta noche en otros puntos de Pamplona, donde se ha recibido a los policías que vigilaban el cumplimiento de la normativa sanitaria con insultos, quema de contenedores y lanzamiento de botellas.

Dos personas han sido detenidas y cuatro policías municipales han resultado heridos.

Tras varios avisos de ciudadanos por molestias en la vía pública, los agentes municipales han acudido a varios botellones (María Auxiliadora-Plaza Gazolaz, Concejo de Sarriguren, Sancho Ramírez-Parque de Yamaguchi y Parque de los Enamorados).

También se ha denunciado a cinco locales de hostelería por diversos incumplimientos.

La Policía Foral, por su parte, ha realizado esta noche 43 intervenciones, 10 de ellas por botellones, además de otros en los que, al acudir los agentes, sus participantes ya se habían dispersado.

Se han registrado asimismo 15 accidentes de tráfico y tres de los conductores implicados han dado una tasa de alcoholemia delictiva.