Una mayoría del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se ha vuelto a dirigir al Congreso de los Diputados para que pedirle que reconsidere su negativa a pedirles opinión sobre la polémica reforma que pretender evitar los nombramientos de jueces mientras sigan en funciones. Esta iniciativa, impulsada por el Gobierno a través de sus grupos parlamentarios de PSOE y Unidas Podemos, provoca malestar en la mayoría del órgano de gobierno de los jueces, según han dejado constancia en el pleno extraordinario convocado este jueves para abordar esta cuestión.

"La falta de audiencia, no sólo desconoce el papel del Consejo General del Poder Judicial como garante de la independencia de jueces y magistrados, sino que también le impide pronunciarse sobre la adecuación de la reforma propuesta a los principios constitucionales y a los estándares europeos de todo Estado de Derecho, basados en el principio de separación de poderes según se han definido en el Derecho de la Unión Europea y en los dictámenes de la Comisión de Venecia", dicen.

En el texto se manifestan de forma contundente y llegan a acusar a la Cámara Baja de atentar contra el derecho de la Unión Europea y la separación de Poderes. La declaración del CGPJ ha contado con 16 apoyos de los 21 miembro que integran el Pleno. Eso quiere decir que ha sido apoyada por todo el bloque conservador, pero además se han sumado varios vocales progresistas designados en su día por el PSOE. Responden así a la decisión de la Mesa del Congreso de los Diputados -a instancias de los letrados de la Cámara- de pedirles opinión sobre la reforma.

"Tales peticiones, fruto de un amplísimo consenso en el seno del Consejo, no eran más que un recordatorio de los principios y requerimientos que derivan del Derecho de la Unión Europea e inspiran la actuación del Consejo de Europa para preservar la independencia judicial, como uno de los elementos estructurantes y definitorios del Estado de Derecho por el que este Consejo ha de velar por mandato estricto del artículo 122 de la Constitución", dice la mayoría del CGPJ.

"Desatención a la Mesa"

Añade que "su desatención por la Mesa del Congreso de los Diputados, sin ofrecer razón alguna, preocupa especialmente al Consejo General del Poder Judicial. Y no, precisamente, porque entienda que la relación entre órganos constitucionales demanda una mínima explicación de la negativa a acceder a lo solicitado. Lo que verdaderamente importa a este Pleno es que la decisión de la Mesa privará al debate parlamentario sobre la reforma promovida y, a la postre, a la ciudadanía del conocimiento y valoración del parecer cualificado y jurídicamente fundado de instituciones creadas ex profeso por las normas de más alto rango para garantizar la independencia judicial".