Tribunales

La juez atribuye el despido del abogado de Podemos a una "lucha de poder interna"

La magistrada Rosa María Freire apunta que la formación morada pudo haber instrumentalizado la querella por acoso que presentó una abogada del partido para después despedir al coordinador jurídico José Manuel Calvente

La exasesora de Podemos Dina Bousselham (i) y la abogada Marta Flor Núñez.
La exasesora de Podemos Dina Bousselham (i) y la abogada Marta Flor Núñez. EFE

La titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire, considera que la querella por acoso sexual y laboral de la abogada de Podemos Marta Flor Núñez García contra el excoordinador del Equipo Legal del partido José Manuel Calvente es un episodio más de la "lucha de poder interna" en la formación morada, según especifica el auto de 28 de julio en el que la magistrada cierra el caso.

"No se han acreditado actos hostiles ni humillantes, sino graves desavenencias personales que trascendieron el ámbito laboral del Equipo Legal de la formación política y que causaron una importante preocupación a la responsable del Equipo, Gloria Elizo. De alguna manera, este conflicto no fue resuelto adecuadamente y culminó con la desaparición del equipo existente a la sazón, por cuanto el señor Calvente y otra letrada fueron despedidos, y se han interpuesto denuncias o querellas cruzadas en vía judicial [...], reflejo de discrepancias personales, profesionales y quizás también de una lucha de poder interna", especifica la resolución, a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

En cuanto a las bajas laborales que protagonizó la letrada tras sufrir el supuesto acoso sexual, la magistrada sostiene que estos problemas de salud eran más propios "de la situación de conflicto extremo al que se había llegado dentro de la organización de Podemos, en relación al equipo legal, y que afectaba de forma directa a la querellante, por su protagonismo en este conflicto, querido o impuesto por la organización, tal y cómo se refleja en la toma de posiciones de la nueva directiva del equipo legal y en el despido de dos miembros del equipo, entre ellos el querellado, con apoyo en gran medida de los datos y valoraciones aportados por la querellante", indica, de forma textual, la resolución.

"Favorable a la querellante"

Por eso la magistrada, que considera que los hechos denunciados por la abogada Marta Flor Núñez no son delictivos, rechaza llamar a declarar al letrado Raúl Carballedo y a la gerente de Podemos, Rocío Esther Val. "Nada aportarían, por no constar su intervención en la fecha del supuesto acoso, y sí en la fase final, con interés, seguramente, gerente y secretario de Organización en sostener la actuación del propio partido, favorable a la querellante, por cuanto su tesis sirvió de base en gran parte en el despido del querellado, quien por otra parte, es notorio, ha denunciado a la organización por otras infracciones penales".

Precisamente, Calvente ha ratificado este miércoles su denuncia contra la cúpula de Podemos por delitos de financiación ilegal, blanqueo de capitales, administración desleal y revelación de secretos.

En el fundamento de derecho quinto del auto, la magistrada completa que el excoordinador jurídico de Podemos "tiene razón para suponer que la querella se ha instrumentalizado y que ha servido de base para sostener su despido", que llega a calificar de "difícil dada su condición de responsable de protección de datos y, por tanto, con una condición reforzada desde un punto de vista legal", dice la instructora.

Jurisdicción laboral

La resolución destaca finalmente que "hay muchas coincidencias fácticas y de valoración entre la querella y la carta de despido. Y es cierto que este se adoptó sin intervención de los órganos internos encargados de la salud laboral de los empleados de la formación política, por vía de un expediente contradictorio", dice la juez, que realiza finalmente un anuncio concluyente: "La jurisdicción laboral se ocupará de ello".

La instructora apunta también que la denunciante y Calvente mantenían una buena relación de amistad, llegando incluso esta a hacerle confidencias de tipo personal: "Amigo, me gustan mucho tus palabras... mañana si quieres hablamos por teléfono y te cuento lo de Ironman a ver qué opinas y nos entretenemos un rato", según consta en un mensaje de 26 de mayo de 2018.

"Ironman" era el nombre que Marta Flor Núñez daba a Ignacio Stampa, uno de los fiscales del caso Tándem. Según los mensajes de los chats internos de Podemos, esta letrada alardeaba de sus vínculos con esta fiscal, llegando incluso a asegurar en una reunión del partido en Valencia que tenían una relación. Fuentes próximas a la causa apuntan a Vozpópuli que esa era la forma en la que la letrada trataba de hacer méritos en el partido. El informe de la Fiscalía General del Estado ha rechazado que existieran esas relaciones.

Gloria Elizo

Tal y como ponen de manifiesto otros mensajes, el 19 de junio de 2018 la entonces jefa en el Equipo Legal de Podemos, Gloria Elizo, se vio obligada a desautorizar a Marta Flor Núñez, quien aseguraba que había fijado una reunión con anticorrupción. Elizo, que trataba de salvaguardar el caso Villarejo, decidió que,"hasta tanto se enfríen las relaciones con Ironman, creo que es importante que un tiempo Marta [Flor Núñez] tenga un perfil más bajo".

Gloria Elizo.
Gloria Elizo. Europa Press

Después, Elizo relevó a esta letrada de su interlocución con los fiscales, y puso al frente del caso a otro abogado que, a partir de ese momento, se encargó de mantener la relación profesional con los fiscales. "Creo que ayuda a tu relación con ellos y al procedimiento", concluyó Elizo en otro mensaje.

Marta Flor Núñez reconoció haber exagerado sus vínculos con el fiscal: "No creo que haya una situación y menos que tenga que normalizarse, quizá he sido muy bocazas y he dado a entender lo que no es", escribió la abogada en un mensaje de 19 de junio de 2018 dirigido a Elizo.

El 8 de febrero de 2019, cuando Núñez "pide permiso" a su jefa para enviar "extraoficialmente copia de un expediente judicial relativo a Dina Bousselham a los fiscales del caso Tándem", según especifica la magistrada, la negativa de Calvente supone una ruptura de la relación profesional entre ambos, ya que la primera le acaba denunciando por acoso sexual.

"No tiene sentido enviar extraoficialmente una cosa que vamos a presentar nosotros por escrito"; "habíamos comentado que el tema de Dina Bousselham lo íbamos a llevar con discreción, no como parte de Podemos", escribió Calvente a Marta Núñez

Calvente manifestó a Núñez su rechazo a filtrar el documento, prosigue la juez, que incluye de forma literal en su auto la contestación del entonces coordinador jurídico de Podemos: "No tiene sentido enviar extraoficialmente una cosa que vamos a presentar nosotros por escrito"; "habíamos comentado que el tema de Dina Bousselham lo íbamos a llevar con discreción, no como parte de Podemos".

Según especifica una información publicada por El Confidencial Marta Flor Núñez también habría enviado otros mensajes, en los que supuestamente anunciaba intercambios de información con los fiscales del caso Tándem. El 27 de septiembre de 2018 esta letrada comunicó en un chat interno que la reunión que había mantenido con los fiscales había sido un "triunfo máximo".

Según el mensaje de la letrada, en el encuentro se habría pactado una estrategia común para convertir el denominado caso Dina en una investigación general sobre lo que los morados denominaron las cloacas del Estado. Hace dos meses, la Fiscalía anticorrupción pidió al juez Manuel García Castellón que retirara a Pablo Iglesias su condición de afectado, llegando incluso a apuntar que podría haber cometido dos delitos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba