Elecciones País Vasco

El PNV y el PSE sumarían mayoría absoluta en el País Vasco pero hay votos para un tripartito

EH Bildu también aumentaría su representación frente a un Podemos a la baja, según un sondeo sobre previsión de voto en las elecciones vascas elaborado por el Gobierno autonómico

El presidente del País Vasco y candidato del PNV, Iñigo Urkullu.
El presidente del País Vasco y candidato del PNV, Iñigo Urkullu. EFE

Otra encuesta y las mismas dos opciones de coalición para gobernar. El PNV volvería a ganar las próximas elecciones del País Vasco del 12 de julio al conseguir 31 parlamentarios, tres más, seguido de EH Bildu con 19 escaños, uno más, y el PSE-EE con 11, dos más. Elkarrekin Podemos-IU y el Partido Popular, que se presenta por primera vez con Ciudadanos, pierden tres cada uno, quedándose los morados con ocho escaños y PP+Cs con seis. Vox no obtendría representación. Resultados hipotéticos que arroja el Sociómetro del Gobierno vasco publicado este jueves. 

Con estos resultados, la coalición del actual Ejecutivo vasco formada por peneuvistas y socialistas podría revalidarse y gobernaría con una holgada mayoría absoluta durante la próxima legislatura. También lograría llegar a la mayoría absoluta (38 asientos) un supuesto tripartito de izquierdas entre EH Bildu, Elkarrekin Podemos-IU y el PSE-EE. Posibilidad que parece difícil pero que reclaman bildutarras y podemistas

Estos son los datos del sondeo sobre previsión de voto elaborado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno Vasco. La recogida de información se realizó con entrevistas a un total de 1.500 personas: 400 personas en Álava, 650 en Vizcaya y 450 en Guipúzcoa. Habitualmente esta es la encuesta más importante que se publica en el País Vasco. Acaso la más fiable aunque sea gubernamental.  

Dos opciones para gobernar

La encuesta no cambia el mapa político vasco. Ahora, como en la pasada legislatura y como dicen casi todos los sondeos, hay dos opciones de gobierno: la fórmula de coalición entre PNV y PSE, que saldría reforzada en las urnas, ya que gobernó sin mayoría absoluta la pasada legislatura y ahora la alcanzaría holgadamente; o un tripartito entre Bildu, PSE y Podemos que cada día parece más remoto y que sólo sería posible si los socialistas se llevasen la presidencia mediante un Borgen a la vasca. 

El PSE es el único partido que está en ambas ecuaciones. Y, por tanto, Idoia Mendia y los suyos tienen la llave que abre la Lehendakaritza. Parece muy complejo que un tripartito sea factible, por múltiples razones. Sobre todo porque PNV y PSE gobiernan todas las instituciones vascas juntos y porque se antoja casi imposible que el PSE se avenga a ir de la mano con Bildu. Así lo han expresado relevantes figuras del socialismo vasco que quieren neutralizar una opción que parece sonar mejor en Madrid que en Euskadi por los intereses de Moncloa.  

Tres suben y dos bajan

PNV, EH Bildu y PSE-EE aumentarían su representación en la nueva Cámara autonómica, mientras que Podemos y PP+Cs siguen a la baja y Vox no consigue escaños. La candidatura de Íñigo Urkullu, que hace cuatro años se hizo con 28 asientos en la Cámara autonómica, conseguiría tres más, hasta los 31; mientras que EH Bildu pasaría de los 18 logrados en 2016 a 19, uno más, y el PSE-EE conseguiría dos más, con lo que pasaría de 9 a 11.

De hecho, los jeltzales aumentan su influencia en los tres territorios, ya que ganaría un escaño en cada uno de ellos, mientras que la coalición soberanista logra uno más por Guipúzcoa, y los socialistas un representante más por Vizcaya y otro por Álava. Una victoria incontestable de Urkullu y los suyos. 

Por su parte, Elkarrekin Podemos-IU, que en esta ocasión no concurre con Equo Berdeak, pierde tres parlamentarios -de 11 se queda con 8-, los mismos que pierden también los populares, que en esta ocasión se presenta con la marca PP+Cs, sumando a la formación naranja, y que de 9 pasa a 6. El partido de Santiago Abascal no logra ningún escaño.

Los socialistas, con 11 asientos, arrebatarían, de esta forma, la tercera posición a Elkarrekin Podemos, que perdería tres escaños, los que ganan la lista de Idoia mendia (2) y Maddalen Iriarte (1).

Por territorios 

En Álava, el PNV sería la fuerza más votada, al lograr 9 representantes, uno más que en las pasadas elecciones autonómicas. EH Bildu obtendría la segunda posición, con 5 escaños, los mismos que ya tenía, y el PSE-EE, tercera fuerza en el territorio, suma el cuarto a sus tres anteriores. Elkarrekin Podemos-IU pierde uno, pasando de cuatro a tres, y PP+Cs pasa de los 5 logrados solo por los populares en 2016 a los 5 en 2020.

En los comicios de hace cuatro años, los populares fueron la segunda fuerza en Álava, con los mismos escaños que EH Bildu, pero más votos, y ahora, en coalición con Ciudadanos, pasarían a ser quinta fuerza. La estimación de voto que atribuye este sondeo sería del 31,3% de los votos para el PNV, un 19,3% para EH Bildu, mientras que el PSE-EE recibiría el 17,3% de los sufragios, Elkarrekin Podemos-IU un 12,5% y PP+Cs un 14,6%. La abstención en Álava alcanzaría el 10%.

Vizcaya, el poder del PNV

El PNV afianzaría sus resultados en Vizcaya al conseguir 12 parlamentarios, uno más. EH Bildu mantendría sus cinco escaños, y sería la segunda fuerza, mientras que el PSE-EE pasaría a ser la tercera fuerza política, con cuatro representantes, uno más.

Elkarrekin Podemos-IU pasaría a cuarta posición, al perder un representante, de forma que se quedaría con 3. Por su parte, PP+Cs obtendría un escaño, con lo que perdería uno. La encuesta estima un porcentaje de votos para los jeltzales del 43,6%, mientras la coalición soberanista obtendría un 18,8% de los apoyos, los socialistas un 15,5%, la coalición morada un 11,8% y PP+Cs 6,6%. La abstención, al igual que en Álava, se calcula que sería de un 10%.

Guipúzcoa, también verde

También en Guipúzcoa, el PNV ganaría un parlamentario, de forma que obtendría 10 frente a los nueva anteriores. EH Bildu también se haría con un escaño más, pasando de 8 a 9. El PSE-EE, tercera fuerza política, mantendría sus tres representantes y Elkarrekin Podemos-IU sus dos asientos. PP+Cs perdería uno de los dos que tenía.

La estimación de voto para los jeltzales sería del 37,7%, para EH Bildu del 31,1%, para el PSE-EE del 13,3%, mientras que Elkarrekin Podemos recibiría el 9,2% de los sufragios y la coalición de populares y Ciudadanos el 5,4%. La abstención sería algo mayor que en otros territorios, del 12,7%.

Vox no lograría irrumpir en el Parlamento Vasco, al no obtener ningún representante por ninguno de los territorios de la Comunidad Autónoma. El Sondeo le atribuye un 2,5% de los votos en Álava, un 1,7% en Vizcaya y un 1,2% en Guipúzcoa.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba