El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha dicho este miércoles que es una temeridad retirar el estado de alarma el próximo 9 de mayo, ante la evolución de la pandemia y la falta de medidas restrictivas sin las que se quedarán las comunidades autónomas.

En su intervención en el Pleno de la Cámara, Esteban se ha preguntado por la prisa por retirarlo, ya que los datos de la pandemia no lo aconsejan y ha rechazado que las autonomías cuenten con instrumentos suficientes para implantar cortes perimetrales o toques de queda con la legislación actual, por lo que ha abogado por cambios legislativos si se retira el estado de alarma.

A su juicio, y con las suspensiones y paralizaciones en los envíos de las vacunas, no habrá inmunidad de rebaño en agosto y, aunque se lograra, como augura el presidente del Gobierno, "cuatro meses de pandemia son una eternidad".

Esteban ha precisado que retirar el estado de alarma es mandar un mensaje a la ciudadanía de que "ya ha pasado todo" y ha confiado en que esa decisión de Sánchez "sea coyuntural y cambie de opinión la víspera del 9 de mayo".

"Una hidra de mil cabezas"

En cuanto al Plan de Recuperación, ha coincidido en que suponen unos fondos y apuestas muy importantes para la recuperación económica, pero que le genera también "preocupaciones y reflexiones" y tiene la sensación de que es "una hidra de mil cabezas".

Ha dicho que hay que conocer ya "cómo se va a poner el dinero" a disposición de administraciones y empresas, que estas deben saber a quién dirigirse para solicitarlos, porque los procedimientos "no están claros".

Para el PNV, "queda poco margen de maniobra", al tratarse de "subvenciones condicionadas para dirigir la política de otros" y ser "un federalismo con aroma de vuelta al centralismo".

Ha aludido a la posición de la industria en el Plan, que, a su juicio, no tiene un protagonismo destacado, y al troceamiento de los planes y la escasa cuenta que se tiene de los entornos, lo que les preocupa, ya que las empresas no se sienten motivadas.

Respecto a las reformas exigidas por Bruselas, fiscal, laboral y de pensiones, ha pedido más definición de los proyectos, pues lo que se conoce son "generalidades".

Esteban ha expresado su deseo de que todos estos planes "salgan bien", pues este es "un momento crucial para sentar las bases para la recuperación"; ha recomendado al Gobierno y su presidente no caer "en los anuncios y la autocomplacencia" y dar a las comunidades autónomas el marco adecuado.