Más de dos meses después de protagonizar en la cárcel de Valdemoro una de las fugas más increíbles de los últimos años en España, la Policía Nacional detuvo esta semana a Jonathan Moñiz, alias 'el Piojo', junto con su hermano Miguel Ángel en Madrid. Ahora, ambos butroneros profesionales enfrentan medidas restrictivas en prisión durante los próximos meses, previsiblemente en régimen de aislamiento, con salidas restringidas al patio, apenas sin contacto con otros internos y con dispositivos especiales de vigilancia cada vez que tengan que ser trasladados ante el juez para prestar declaración, según informan fuentes de Instituciones Penitenciarias a Vozpópuli.

"Cuando un interno ingresa en un centro penitenciario después de haber protagonizado una fuga, lo primero es su traslado a otra prisión. Luego se toman medidas preventivas adicionales: en un primer momento se les pone en módulos de aislamiento, con límites de movimiento y de actividad, donde tendrán que estar un tiempo antes de regresar a un modo de vida más normal", explica una fuente penitenciaria.

Será la dirección la del centro penitenciario de Estremera, donde 'el Piojo' fue internado el pasado jueves, la que decida las medidas preventivas concretas que se le aplicarán a este conocido butronero una vez que pase los diez días preceptivos en el módulo reservado para que los nuevos internos guarden cuarentena para evitar contagios por covid-19.

Aunque la Ley Penitenciaria no contempla ninguna medida concreta para evadidos tras su recaptura, en sus artículos 10 y 71 se reconoce la posibilidad de establecer un régimen cerrado o de aislamiento "para los penados calificados de peligrosidad extrema o para casos de inadaptación a los regímenes ordinario y abierto", como es el caso de los fugados.

Terminada la cuarentena por covid-19, la junta de tratamiento de la prisión de Estremera decidirá las restricciones concretas que se le aplicarán. "Lo normal es que le apliquen las medidas más drásticas posibles porque ha demostrado que es un interno peligroso. Tendrá una vida en prisión con controles más exhaustivos, se le impondrán horarios muy tasados y concretos, y se limitará mucho con quién puede juntarse", explican las fuentes consultadas.

Aislado y en vigilancia permanente: la nueva vida de 'el Piojo'

A pesar de que se encuentra en situación de detención preventiva, tendrá en los próximos meses un régimen de vida similar al de primer grado, mucho más restrictivo que el régimen ordinario: solo podrá salir al patio una o dos horas al día y se restringirá su participación en cualquier tipo de actividad para reducir al mínimo su contacto con otros internos. Incluso desayunará, comerá y cenará en su celda, ya que no se le permite acceder al comedor destinado a los presos que se encuentran en régimen ordinario.

La vigilancia será permanente debido a la fuga que protagonizó en Valdemoro el pasado 5 de diciembre. Se le aplicarán medidas de control más exhaustivas. "Este tipo de actuaciones (como la fuga realizada por 'El Piojo)' conlleva que se tenga una vigilancia mas estrecha en todo momento, y especialmente cuando deba de ser trasladado para prestar declaración ante el juez o si por motivos médicos tiene que visitar el hospital", indica una de las fuentes consultadas.

Pasados unos meses, la dirección de Estremera podría decidir el levantamiento total o parcial de las medidas restrictivas que pesan sobre el 'Piojo'

Se trata de medidas provisionales. Pasados unos meses, la dirección de Estremera podría decidir el levantamiento total o parcial de las medidas restrictivas. "Si sigue unas pautas normales, una conducta no violenta, en unos meses se puede revisar su situación", explican las mismas fuentes, que aseguran que la experiencia previa demuestra que este tipo de internos, que son muy violentos en la calle, "normalmente saben que se tienen que adaptar al medio en el que están y acaban haciéndolo".

"El objetivo es la reinserción, siempre y cuando su comportamiento lo permita se le pasará a segundo grado", indican las fuentes consultadas. No obstante, de cara al futuro de su vida penitenciaria, "siempre va a tenerse en cuenta su fuga" de Valdemoro