Desafío separatista

Mas pide al Supremo que su inhabilitación por el 9N no le impida ir a las elecciones

"En nuestra opinión no es ajustado a la ley la mención todo el ejercicio de cargos públicos electivos ya sean de ámbito local, autonómico o estatal  que se efectúa en el fallo de la sentencia impugnada", recalca la defensa del expresidente catalán Artur Mas. 

Artur Mas
Artur Mas EFE

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha solicitado al Tribunal Supremo que revoque su condena de dos años de inhabilitación por mantener la consulta alternativa del 9N de 2014 pese a la prohibición del Tribunal Constitucional (TC) y, en caso de no absolverle, que no le impida concurrir como candidato en procesos electorales.

En su recurso presentado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo, al que ha tenido acceso Vozpópuli, Mas alega que fue juzgado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña "en su condición de presidente de la Generalitat" en relación al "desempeño de las funciones de gobierno inherentes" a su cargo, por lo que entiende que "ninguna" de las actuaciones por las que fue condenado estaban relacionadas con las funciones propias de un parlamentario u otro puesto electo.

"En nuestra opinión no es ajustado a la ley la mención todo el ejercicio de cargos públicos electivos ya sean de ámbito local, autonómico o estatal que se efectúa en el fallo de la sentencia impugnada. Se solicita pues la estimación del recurso y el dictado de una nueva sentencia en la que suprima la mención indicada", subraya el recurso del abogado Xavier Melero.

Asimismo, en el recurso el ex líder de CIU vuelve a negar que desacatase la providencia dictada por el Constitucional el 4 de noviembre de 2014 prohibiendo la celebración del citado referéndum y critica que el Alto Tribunal no le hiciera un "requerimiento personal" de expresa prohibición de celebración del 9N.

"Calculada ambigüedad del TC"

"En el comportamiento de nuestro patrocinado no se observa una negativa abierta. Sin ninguna clase de requerimiento, no optar por una interpretación maximalista del contenido de la providencia y quedar a la espera de un recurso y una aclaración ante el Tribunal Constitucional no puede ser considerada una desobediencia abierta en el sentido de contumacia, obstinación y persistencia que se viene exigiendo jurisprudencialmente. El propio comportamiento del Tribunal Constitucional, así como de otros poderes públicos, tampoco ha permitido que se generara la situación y la conducta típica propia del delito de desobediencia. Finalmente, en un caso como el presente, hubiese sido imprescindible un requerimiento personal para la concurrencia del tipo objetivo del art. 410.1 CP", explica el recurso.

De la misma forma, el letrado del ex presidente de la Generalitat argumenta que "ante una situación política tensa y confusa, con comportamientos contradictorios por parte de quienes instan la suspensión, calculada ambigüedad por parte del TC y pasividad del Ministerio Fiscal, nuestro representado simplemente retrasó la adopción de una decisión definitiva porque consideraba que no estaban claros el alcance y los contornos de la actuación que se le exigía, de manera que, para no lesionar los derechos de participación política de los ciudadanos de Catalunya, dejó que el proceso siguiera su curso, mientras esperaba una respuesta del TC. No parece que esta actuación pueda considerarse una desobediencia contumaz".

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) condenó el pasado mes de marzo al expresidente Mas a dos años de inhabilitación por desobedecer al TC con la consulta sobre la independencia de Cataluña del 9 de noviembre de 2014.  En el fallo se acordaba que la pena de dos años de inhabilitación se hacía extensiva a "todo el ejercicio de cargos públicos electivos, ya sean de ámbito local, autonómico o estatal".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba