El avión de las Fuerzas Armadas encargado de repatriar los cuerpos de los dos periodistas asesinados en Burkina Faso ha llegado este viernes a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) donde les esperaban sus familias y las ministras de Asuntos Exteriores y Defensa, Arancha González Laya y Margarita Robles, respectivamente.

El Airbus A310, que partió este jueves desde Madrid hacia Ougadugú para recoger los cuerpos de David Beriáin y Roberto Fraile traslada también el cadáver del ciudadano irlandés asesinado junto a los españoles, el conservacionista Rory Young, cofundador de la ONG Chengeta Wildlife, dedicada a combatir la caza furtiva.

Además de las familias de los fallecidos y de las ministras, a pie de pista esperaban también al avión, que ha aterrizado a las 9.00 horas de la mañana, tal y como recoge EFE, la embajadora de Irlanda en España, Síle Maguire, y el periodista y secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Alfonso Bauluz, en calidad de portavoz de las familias de los fallecidos.

Los féretros han sido recibidos por un cordón militar de honor y transportados a hombros por veinticuatro soldados del Ejército del Aire.

Varios militares llevan a hombros uno de los féretros con los restos mortales de los periodistas David Beriáin y Roberto Fraile, asesinados en Burkina Faso
Varios militares llevan a hombros uno de los féretros con los restos mortales de los periodistas David Beriáin y Roberto Fraile, asesinados en Burkina Faso. EFE/Fernando Villar

Medalla al Mérito Civil

El Gobierno concederá la Medalla al Mérito Civil a los dos periodistas asesinados en Burkina Faso en un ataque reivindicado por un grupo yihadista, según han anunciado las ministras de Exteriores y Defensa tras recibir con honores y a pie de pista el avión que ha repatriado los cadáveres.

Las ministras de Exteriores y Defensa han subrayado que la lucha contra el terrorismo en el Sahel será "implacable" y que trabajarán junto a las autoridades de Burkina Faso y otros socios europeos para esclarecer las responsabilidades en el ataque que ha causado la muerte de dos periodistas españoles y un activista irlandés.

En declaraciones tras recibir el avión que portaba los féretros, Robles ha expresado su agradecimiento a las autoridades de Burkina Faso y al trabajo realizado por los agentes de Centro Nacional de Inteligencia (CNI) presente en la zona desde hace años y que ha contado con la "magnífica" colaboración de los servicios de inteligencia locales y de otros países europeos.