El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, no comparte la idea de que Hungría abandone la Unión Europea por una ley del Ejecutivo de Budapest que afecta al colectivo LGTBI, pues considera "peligroso" identificar la acción del Gobierno de Viktor Orban con la sociedad húngara.

Sánchez mostró sus reticencias a esa propuesta en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo Europeo, marcado por la polémica en torno a la ley de Hungría que prohíbe hablar de la homosexualidad en colegios y medios de comunicación.

Los líderes europeos han presionado en la cumbre al primer ministro húngaro, Viktor Orban, para que retire la ley, y su homólogo de Países Bajos llegó a afirmar que, para él, "Hungría ya no tiene cabida en la UE".

El jefe del Ejecutivo español, que impulsó junto al primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, una carta en favor de los derechos LGTBI suscrita finalmente por 17 líderes europeos, no se mostró de acuerdo con la propuesta de que Hungría salga de la UE.

Concepción de la democracia

"Me parece peligroso identificar a los gobiernos con las sociedades (...) Creo -añadió- que hay muchísima gente en Hungría que defiende los valores que he defendido yo de respeto a la tolerancia, la diversidad y la integración".

Sí señaló que a los gobiernos de España y de Hungría les separa "un abismo" sobre la concepción de la democracia, pero insistió en su idea del peligro que tiene identificar al ejecutivo de Orbán con la sociedad de su país.

Pedro Sánchez aseguró que su Gobierno "está comprometido con la diversidad y con las minorías como uno de los valores que definen a la sociedad española y al proyecto europeo" y recalcó que el respeto al colectivo LGTBI tiene que ver con el respeto a los derechos humanos.

Así dijo que lo está haciendo su Gobierno en España, y aprovechó para anunciar que en la reunión que mantendrá su Consejo de Ministros el próximo martes, 29 de junio, se tramitará el proyecto de ley LGTBI. 

Nueva ley LGTBI

Sánchez ha anunciado en Bruselas que el Consejo de Ministros aprobará el próximo martes el anteproyecto de ley LGTBi y ha trasladado a sus homólogos europeos la "extraordinaria preocupación" del Gobierno por el "socavamiento en algunos parlamentos sobre los derechos y libertades de este colectivo".

Sánchez ha realizado este anuncio en rueda de prensa en Bruselas en la que ha defendido que la ha dicho que la determinación del Gobierno de España en esa materia es "fundamental".

Por ello, ha añadido que 17 Estados miembro de la UE han firmado una carta ante la próxima celebración del Día del Orgullo LGTBi, donde reafirman el compromiso de los Gobiernos y del conjunto de la UE con la diversidad, integración, la tolerancia y con el respeto a los derechos de las minorías.

Se ha referido en particular al colectivo LGTBi tras la "polémica" por la ley recientemente aprobada en el Parlamento húngaro de la que ha dicho que "mezcla muchas cosas como el acceso a información y educación por parte de los menores".