España

Pedro Sánchez y sus socios no enmendarán los Presupuestos en el Senado para eliminar el último debate

MÉS de Baleares, Geroa Bai (Navarra) y Adelante Andalucía, que tienen representación en el Senado pero no en el Congreso, podrían forzar al Gobierno a negociar enmiendas de última hora

Pedro Sánchez y Gabriel Rufián.
Pedro Sánchez y Gabriel Rufián. Europa Press

El Gobierno de coalición y sus socios independentistas y nacionalistas han renunciado a enmendar los Presupuestos Generales del Estado en el Senado. Si PSOE y Unidas Podemos consiguen que la ley salga de la Cámara Alta sin cambios, no sería necesario devolver las cuentas al Congreso para un último debate de aprobación, que por si acaso se ha fijado el 29 de diciembre.

Sánchez pretende esquivar ese debate para no volver a enfrentarse a las críticas de la oposición por los compañeros de viaje que ha elegido para estabilizar la legislatura. Y a la presión de sus socios separatistas por decisiones como la del Tribunal Supremo, que ha revocado este viernes el tercer grado a los líderes del proceso separatista condenados. Es una cuestión más política que de plazos, porque se aprueben enmiendas o no en el Senado, los Presupuestos estarán en vigor en tiempo y forma el 1 de enero del 2021.

Sánchez rehúye el debate

"Todo está atado", dicen fuentes del PSOE a Vozpópuli. Los acuerdos suscritos por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias con ERC, PNV, EH Bildu y el resto de aliados minoritarios incluyen el compromiso de prescindir de enmiendas en el Senado. El plazo de presentación de enmiendas en la Cámara Alta está abierto hasta el 14 de diciembre. La idea es tumbar en bloque las propuestas de la oposición y mantener intacto el proyecto legislativo que salió del Congreso el 3 de diciembre.

Sin embargo, estas fuentes reconocen que hay tres partidos en la órbita de sus socios nacionalistas que podrían forzar al Gobierno a negociar algún cambio en el trámite final. Se trata de MÉS per Mallorca (Baleares), Geroa Bai y Adelante Andalucía, que tienen representación en el Senado pero no en el Congreso. Las senadores de estos partidos están integrados en el Grupo Parlamentario Izquierda Confederal.

"Todavía no sabemos si finalmente se negociará algo con estos grupos que guarde relación con los territorios a los que representan", admiten estas fuentes.

MÉS quiere suelos del Ejército

MÉS per Mallorca forma parte del Gobierno de coalición de Baleares, que preside la socialista Francina Armengol. Su senador Vicenç Vidal ha anunciado que presentará 34 enmiendas a los Presupuestos, que suman un total de 385 millones de euros para las islas. Vidal ha reclamado la cesión a Baleares de los terrenos que ocupa el cuartel de Son Busquets o de equipamientos militares en Ibiza, en la línea de lo que ha conseguido el PNV.

"Si en Bermeo el Estado puede ceder un edificio militar al gremio de pescadores local no entiendo por qué en Baleares no se puede", ha dicho. 

Geroa Bai, marca del PNV en Navarra, ostenta varias consejerías en el Ejecutivo de la socialista María Chivite. Y de momento no ha expresado su voluntad de enmendar las cuentas. Su senador es Koldo Martínez. Más complejo es el caso de Adelante Andalucía. La marca electoral de Podemos e IU en las elecciones autonómicas andaluzas del 2018 ha saltado por los aires tras la ruptura de Teresa Rodríguez con Iglesias.

Una vez elegidos los socios, el Gobierno no tiene previsto negociar enmiendas con otros grupos como Ciudadanos. El PSOE se sentó con el partido naranja en el Congreso. Los dos grupos firmaron el acuerdo puntual de la tarjeta sanitaria única. Sin embargo, los diez diputados de Inés Arrimadas votaron en contra del proyecto final de Presupuestos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba