El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes en una entrevista con Pedro Piqueras que la salida de su núcleo más cercano del Ejecutivo obedece a las nuevas necesidades de la "nueva etapa" en la que entra su gestión. "Siempre en las crisis del Gobierno dan para mucha literatura, pero ahora estamos en una fase diferente con otras necesidades y que requiere de equipos distintos. No son ceses, son cambios porque las tareas que tenemos son distintas", ha recalcado sobre los cambios conocidos el pasado sábado, evitando personalizar en los porqués de cada caso.

El líder socialista, que comparecía públicamente por primera vez desde la remodelación del Ejecutivo que anunció este 11 de julio y que ha afectado a varias carteras políticas del ala socialista, ha incidido en que el Gobierno necesitaba "recargar pilas" y "rejuvenecer". Una "necesidad" que se tradujo en la salida de su círculo más afín, formado por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, de su jefe de gabinete, Iván Redondo y del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que también abandonó su puesto como Secretario de Organización de la formación.

"Ha sido el Gobierno de la emergencia sanitaria, y ahora estamos en una fase distinta. No se han quemado, pero siempre tiene que haber relevos cuando entramos en una nueva etapa, en este caso de recuperación. Y esta implica nuevos equipos, con gente vinculada con la política local, personas más jóvenes pero con experiencia y con un Gobierno más feminista", ha añadido.

Sobre Redondo, al volver a ser preguntado por los motivos de su salida, se ha limitado a afirmar que "tanto los ministros como los colabores más estrechos" que han trabajado con él este tiene su "enorme gratitud" porque la tarea que han hecho, asegurando que le "sabe mal" que se ponga la atención en algunas personas, "porque hay otros ministros que no se hace referencia y también han abandonado sus responsabilidades y que no hay que obviar".

Entre ellos se encuentran los ministros de Exteriores, Arancha Gozález Laya; de Justicia, Juan Carlos Campo; de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá; de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; de Ciencia e Innovación, Pedro Duque.

En su lugar,  José Manuel Albares será el nuevo ministro de Asuntos Exteriores; Pilar Llop de Justicia; Pilar Alegría de Educación; Miquel Iceta de Cultura y Deporte; Diana Morant de Ciencia e Innovación; Raquel Sánchez Giménez de Transportes y Movilidad.

"Cuba no es una democracia"

El presidente del Gobierno ha repasado también la situación que se está viviendo en Cuba, donde las protestas de los ciudadanos contra el régimen se han intensificado en los últimos días. “Es evidente que Cuba no es una democracia, pero tiene que ser la sociedad cubana la que encuentre ese camino de progreso y prosperidad, y libertad, y la comunidad internacional dar el apoyo”, ha incidido.

Las palabras del presidente cobran especial relevancia después de que la nueva portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, haya evitado en varias ocasiones responder a la pregunta sobre si el régimen cubano es o no una dictadura en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Un hecho que la oposición ha criticado, censurado la "tibieza" del Ejecutivo después de que su socio de Unidas Podemos, a través de la portavoz de En Comú, Aina Vidal, haya asegurado que Cuba "no es una dictadura".

“Son imágenes muy duras. Con el máximo respeto a la sociedad cubana, tenemos que pedir que se puedan manifestar libremente, acelerar todas las reformas que mejores los derechos y la libertad de la que disfrutamos en países como España", ha añadido Sánchez, antes de asegurar que "la caída del turismo está teniendo un efecto devastador en Cuba, y por ello debemos acelerar el envío y donación de vacunas hacía países como Cuba. Los que avanzamos muy rápido en la vacunación debemos ser extraordinariamente solidarios”.

El "pulso" con Marruecos

Sobre si el cese de la ministra de Exteriores Arancha González Laya, y si este responde a su deseo de normalizar las relaciones con Marruecos, el presidente ha indicado que Laya "siempre" ha querido tener "las mejores relaciones con un país "amigo" como Marruecos que, según ha recordado, es un socio "prioritario" para España.

Interrogado sobre si cree que el pulso del vecino del sur a España ha ido demasiado lejos, a tenor de la crisis migratoria vivida el pasado mes de junio, Sánchez ha dado a entender que ese pulso no sólo ha sido a España sino al proyecto europeo que, según ha apuntado, "ha mirado con mucha simpatía" a Marruecos.