Viajar se ha convertido no solo en algo añorado por el común de los mortales, sino una necesidad económica para la mayoría de países, especialmente España. La Unión Europea trabaja en el desarrollo de un pasaporte covid que permita a las personas que se hayan vacunado frente al coronavirus viajar con libertad por la región. Sin embargo, como ha podido constatar Vozpópuli por fuentes oficiales del Ministerio de Asuntos Exteriores, los movimientos de los españoles se ceñirán a lo que dicte Bruselas, pues España no firmará acuerdos unilaterales al margen de ella.

"España aboga por soluciones multilaterales coordinadas en búsqueda de un retorno ordenado a la movilidad internacional. Por ello, España ha acogido favorablemente la idea de un pasaporte de vacunación, como documento que impulse la movilidad ciudadana", explican desde el Ministerio de Arancha González Laya.

Se trata, no obstante, "de una iniciativa aún en ciernes cuya puesta en marcha requiere disponer de datos y resultados de estudios, entre otros, científicos, que se están llevando a cabo en estos momentos", como afirman desde el propio Ministerio.

Los 27 están de acuerdo con su implantación pero quedan importantes flecos que solucionar, tanto desde el punto de vista legal, como científico. Por el momento se desconoce si las vacunas impiden la transmisión del coronavirus. Protegen a la persona frente a la covid-19, pero no se sabe si puede esparcir el virus como medio de transporte. Por el momento solo hay unos datos preliminares de Israel con la vacuna de Pfizer que apuntan, afortunadamente, a que también eliminan la transmisión.

Otro escollo temporal es que se necesita un alto porcentaje de vacunados para poder ponerlo en marcha. En este sentido, el Ministerio de Asuntos Exteriores apoya el pasaporte covid, pero reconoce a este diario que no tendría sentido enviar a un español vacunado a un país con pocos inmunizados, precisamente, por los riesgos de transmisión del virus.

Es por ello que Exteriores señala que el pasaporte covid solo será una realidad cuando el número de vacunados sea del 70%, no solo en España, sino en el resto de países miembros. Esto a priori no parece probable que ocurra en verano, dado el ritmo de suministro de dosis por parte de las farmacéuticas, pero Europa confía en ello.

El Comité de Bioética avala el pasaporte covid, siempre y cuando haya un acceso universal a la vacuna, cosa que por el momento, no ocurre. Eso sí, consideran que puede funcionar como incentivo positivo para que la gente se vacune.

Desde un punto de vista legal, los expertos aseguran que sí es posible la implementación de un pasaporte covid, siempre y cuando se establezcan medidas que garanticen la seguridad y privacidad de estos datos sensibles.

Las aerolíneas comienzan a testarlo

Por contra, las aerolíneas están reclamando a los gobiernos que estos pasaportes sanitarios se implanten cuanto antes, con la esperanza de que permitan reactivar los viajes con más rapidez. Las empresas creen que esta propuesta tecnológica agilizará los procesos y aumentará la seguridad, relanzando de una vez por todas el negocio. 

De hecho, algunas de ellas ya han empezado a testar sus propios proyectos. Es el caso de la española Iberia, que esta misma semana ha comenzado a ofrecer a los clientes con destino a Estados Unidos la opción de probar VeriFLY, una aplicación móvil que ya están utilizando American Airlines y British Airways en algunas rutas. Se trata de una prueba piloto, por el momento de dos meses de duración, en los destinos de Iberia en EEUU, Miami y Nueva York.

Al mismo tiempo, el grupo IAG -al que pertenecen Iberia, Vueling, British Airways, Aer Lingus y Level- está trabajando con la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) en el desarrollo de Travel Pass, otra plataforma que permitirá verificar y presentar toda la documentación a través del teléfono móvil.

De la misma forma, el objetivo es lanzarla el próximo mes de marzo para testarla con los pasajeros de algunas aerolíneas, aunque comenzará siendo opcional y serán las aerolíneas quienes decidan si sumarse o no a su implementación. Además de las aerolíneas de IAG, de momento, se ha confirmado que empezarán a usarla las asiáticas Etihad, Emirates y Singapore Airlines; así como la panameña Copa Airlines. 

Esta propuesta es un reclamo de todo el sector turístico en general. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) cree que "el pasaporte de vacunación europeo será un instrumento clave para recuperar la confianza de los viajeros y reactivar la demanda en el sector turístico".

"Era una necesidad imperiosa que venía denunciando este sector casi desde el comienzo de la pandemia, puesto que, en un contexto como éste, es fundamental para controlar la pandemia a través de la trazabilidad de los viajeros y para posibilitar la actividad turística”, subraya Jorge Marichal, presidente de CEHAT. En este sentido, consideran que "es urgente ponerlo en marcha cuanto antes".