Si 2014 es el año del fin de la crisis, para los partidos políticos los recortes sólo habrán durado un año. Los ajustes presupuestarios que aprobaron el año pasado ya están teniendo marcha atrás este ejercicio por el aumento de dotación para las elecciones europeas. Las formaciones con representación parlamentaria engordan sus ingresos 18,5 millones para gastos en la campaña electoral, lo que supone un aumento del 27,9% de su presupuesto para hacer frente a la cita con las urnas.

Ocho de cada diez euros de esa partida se los repartirán el Partido Popular (42%) y el Partido Socialista (38%). El resto se divide entre cuatro bloques de partidos más pequeños que engloban a desde los comunistas a los verdes pasando por UPyD y los grupos regionalistas y nacionalistas. Todos ellos verán como los recortes de 2013 tienen marcha atrás en 2014.

  2012 2013 2014
Financiación partidos 113,76 M€ 66,25 M€ 84,25 M€
vs. Año anterior 4,40% -41,80% 27,90%

Las grandes fuerzas aseguran que hay un recorte presupuestario porque la partida de gastos electorales es sensiblemente inferior a la que obtuvieron en las europeas de 2009 y a los gastos ordinarios de 2012 cuando los partidos políticos tuvieron una dotación de 113,7 millones de euros. Sin embargo, las formaciones disponen este año de 84,25 millones de euros de los cuales 18,5 son extraordinarios y, en principio, dedicados a gastos derivados de la campaña electoral de las elecciones europeas, lo que supone un aumento de casi un tercio del dinero que reciben.

Con esas cifras en la mano, el sacrificio de los partidos políticos en la recesión apenas ha durado 12 meses y sus recortes de presupuesto quedan muy lejos de los que se han aplicado algunos otros actores económicos del país.

Las partidas de seguridad sin recortes

Pese a que la declaración del fin de la actividad armada por parte de ETA llevaría a pensar en un recorte de los gastos de seguridad, el creciente malestar ciudadano y episodios como los vividos este fin de semana –con lanzamiento de huevos al popular Esteban González Pons y con un intento de agresión al candidato del PSC, Pere Navarro—han llevado a los partidos a mantener sus gastos en seguridad sin ningún tipo de recorte.

Los partidos mantienen sus gastos en seguridad sin recortes ante un creciente malestar ciudadano

Las cuentas de 2014 incluyen una partida de 2,7 millones de euros para pagar la seguridad de los partidos, una cuantía exactamente igual a la que se destinó en 2013 y apenas 600.000 euros más baja que la que se dotó en 2012 cuando se destinaron a ese fin 3,3 millones de euros.

Pero la celebración de las elecciones europeas no supone sólo una dotación a las formaciones políticas. La jornada del 25-M también reporta gastos al Estado, encargado del despliegue de urnas y otros bienes y servicios como la seguridad que rodea la cita electoral a cargo del Ministerio de Interior para los que se destinan 75,1 millones de euros. El Ejecutivo estima en sus presupuestos que “los gastos corrientes del Estado aumentan un 3,9% respecto a 2013 como consecuencia de las derivadas de la celebración de las próximas elecciones al Parlamento Europeo”.