Los diputados que formarán parte de la XIII legislatura en el Parlament han empezado a recibir, a través de sus grupos parlamentarios, la ficha de alta para inscribirse. En este documento de recogida de datos, al que ha tenido acceso Vozpópuli, se les ofrece la posibilidad de elegir su "género" más allá del sexo biológico de "hombre" o "mujer". Por primera vez en la historia de la Cámara autonómica se han incorporado las opciones de "no binario" y "no quiero responder".

Los futuros representantes públicos podrán, de este modo, escoger entre una de las cuatro opciones ('hombre', 'mujer', 'no binario' o 'no quiero responder') y la Cámara, así como su órgano rector, deberá tener en cuenta esta elección para sus comunicaciones o cuando se dirija hacia el diputado en cuestión.

De momento, sin embargo, el Parlament no aclara si esto también se traducirá en adaptar algunos de los formalismos que rigen actualmente las sesiones plenarias y las comisiones (como el uso de "señor" o "señora" antes del apellido y en función del sexo del diputado), pero es un paso hacia la "normalización" de distintos colectivos, explican las fuentes consultadas.

Plan de Igualdad del Parlament

La incorporación de la "perspectiva de género" en el sistema de recogida de datos es fruto del trabajo hecho por la Comisión de Igualdad, que en la pasada legislatura elaboró el Plan de Igualdad de género del Parlament.

Forma parte de un serie de acciones como la de los "baños inclusivos" de la misma institución, donde se cambió la señalización por "género no binario, la copa [menstrual] y el género inclusivo".

Esta acción, junto a la aprobación de la modificación de la ley 5/2008, de 24 de abril, contra la violencia de género, que ampliaba la protección a "niñas y adolescentes transexuales y cisgénero", a las "personas intersexuales" y a las "identidades no binarias",  ya generó una disputa entre diferentes corrientes del feminismo.

Entidades como Feministes de Catalunya o la Asociación Contra el Borrado de Mujeres criticaron en su momento que ese cambio legislativo "invisibilizaba a la mujer". Desde esta corriente del feminismo se pide mantener la existencia de dos sexos (hombre o mujer) y tratar la discriminación contra personas LGTBI en leyes específicas para estos colectivos, pero sin eliminar ni cambiar la Ley de violencia de género.

Cursos contra el sexismo

Otro de los puntos del dossier y, con el fin de hacer de la "institución un referente en la lucha contra la desigualdad de género y la discriminación", es el que pide a los nuevos representante electos a "comprometerse a velar por un entorno laboral libre de sexismo, LGBTI-Fobia, acoso psicológico y acoso sexual".

“Cuando me sea requerido, cooperaré diligentemente en los procedimientos existentes para gestionar las denuncias o quejas en esta materia. Asimismo, me comprometo a participar en la formación especializada que imparte la Cámara sobre igualdad de género y prevención del acoso", refleja el documento.

En el dossier de 33 páginas al que ha tenido acceso este medio se explicita que para que los firmantes accedan "al pleno ejercicio de la condición de diputada o de diputado" deberán presentar en el Parlament la "documentación especificada en el Reglamento".

La página nueve es donde se introduce la perspectiva de género y aunque se señala que forma parte del "borrador", las fuentes consultadas confirman que es el "definitivo" y el que se ha mandado a los grupos parlamentarios.

Datos personales

"El Parlamento necesitará conocer otros datos personales de sus miembros para la gestión de las relaciones que mantienen con la Administración parlamentaria" o las que el Parlamento mantiene "con organismos de la Administración pública, con la Seguridad Social o las empresas contratadas" para la gestión de los servicios que afecten a la Cámara, recoge el documento.

Estos datos se concentrarán en un único punto de acceso en la intranet del Parlament para poder gestionar los documentos e informaciones, que se agruparán en tres apartados diferentes: imprescindibles, necesarios y convenientes.

Los 135 diputados que han salido de las urnas del 14 de febrero deberán rellenar esta ficha de alta antes del 12 de marzo, cuando debe constituirse el nuevo Parlament.