La pandemia del coronavirus ha provocado hasta el 8 de febrero un exceso de muertes en España -bien de manera directa, bien por el colapso de los hospitales y su incidencia en otras enfermedades- de 81.608 en cuatro olas bien definidas. Estas cifras de mortalidad superan ampliamente las reconocidas de manera oficial por el Gobierno: en el último informe del Ministerio de Sanidad, solo se admiten 63.704 fallecidos por culpa del coronavirus.

El último informe MoMo hecho público establece que del 10 de marzo al 9 de mayo, la peor de las oleadas de la pandemia, la primera, se registraron en España 111.253 fallecimientos cuando, según las estadísticas históricas, se esperaban 66.690: es decir, en esos dos primeros meses hubo un exceso de muertes achacables al coronavirus de 44.563 españoles.

La segunda ola, según el Instituto Carlos III, se registró del 20 de julio al 29 de agosto, cuando en poco más de un mes hubo 45.197 fallecidos mientras se esperaban 40.494, es decir, 4.704 defunciones de más relacionadas con esta segunda ola.

La tercera, según el mismo informe, se produjo entre el 1 de septiembre y el día de Navidad. En esos tres meses y medio se produjeron 142.906 fallecimientos en España frente a los 121.382 que se esperaban: es decir, 21.524 muertes más de las previstas.

Por último, y prácticamente como continuación de la anterior, la ola en la que nos encontramos actualmente: del 28 de diciembre al 8 de febrero de 2021 han muerto en España 66.861 personas frente a las 56.044 que se esperaban según las estadísticas. Un exceso de 10.817 muertes en apenas mes y medio que convierte a esta ola en la segunda más mortífera de toda la pandemia.

Más hombres fallecidos

Por sexos, de las 81.608 víctimas mortales son 44.246 hombres frente a 37.362 mujeres. Y por edades, la gran mayoría de los fallecidos en España durante la pandemia tenían más de 74 años: concretamente, 66.628 del exceso de fallecidos tenían más de esa edad. Entre los 65 y los 74 años hubo 10.249 muertos, mientras que el exceso de fallecidos entre los menores de 65 años fue de 5.761.

Como conclusión, el último informe MoMo hecho público confirma que en la pandemia de coronavirus se han "producido 4 periodos de exceso de mortalidad por todas las causas a nivel nacional: del 10 de marzo al 09 de mayo, del 20 de julio al 29 de agosto, del 01 de septiembre al 25 de diciembre y del 28 de diciembre al 08 de febrero".

Por sexos, de las 81.608 víctimas mortales son 44.246 hombres frente a 37.362 mujeres. Y por edades, la gran mayoría de los fallecidos en España durante la pandemia tenían más de 74 años: concretamente, 66.628

También revela que en la primera ola el exceso es superior en mujeres (72%) que en hombres (67%), y se concentra en los mayores de 74 años (78%), seguido del grupo de edad de 65 a 74 años (58%). En el periodo del 20 de julio al 29 de agosto el exceso es mayor en mujeres (18%) que en hombres (12%), y se concentra en el grupo de mayores de 74 años (14%).

Por su parte, en el periodo del 1 de septiembre al 25 de diciembre el exceso es similar en mujeres (21%) y en hombres (21%), y se concentra en los mayores de 74 años (20%), seguido del grupo de edad de 65 a 74 años (19%). Y finalmente, en el periodo del 28 de diciembre al 08 de febrero el exceso es superior en hombres (24%) que en mujeres (20%), y vuelve a concentrarse en el grupo de mayores de 74 años (21%), seguido del grupo de edad de 65 a 74 años (20%).

Madrid, la mayor mortalidad

Aunque el exceso de mortalidad se registra en todas las Comunidades Autónomas, Madrid es la que ha registrado la mayor cifra de fallecimientos. En especial, por la brutalidad de la primera ola, cuando se cebó en las residencias y se produjo el colapso en algunos hospitales. En esa primera oleada, la comunidad madrileña registró un exceso de fallecimientos de 14.292 personas. En la segunda, de 230; otros 2.048 en la tercera y un total de 1.216 en esta en la que nos encontramos. En total, por la pandemia se han registrado en Madrid un exceso de 17.786 fallecimientos.