Los ayuntamientos de Palma e Ibiza cerrarán las playas y zonas de baño de ambos municipios para impedir aglomeraciones en la Noche de San Juan el próximo miércoles, y evitar así posibles contagios por la covid-19.

En concreto, el consistorio de Ibiza impedirá el paso a las playas de Talamanca, ses Figueretes y Platja d'en Bossa desde las 19.00 horas  hasta las 7.00 horas.

Para ello, el consistorio publicará un decreto amparado en las medidas excepcionales aplicables para la prevención del contagio de la covid-19.

Asimismo, se ha establecido un dispositivo con presencia fija de Policía Local y Protección Civil en todas las playas, en colaboración con la Policía Nacional.

Cerradas desde las 19 y hasta las 10 del día siguiente

Por su parte, el alcalde de Palma, José Hila, ha firmado este lunes el decreto que establece que todas las playas y zonas de baño del municipio estarán cerradas en la noche de San Juan, de las 19 horas del día 23 a las 10 horas del 24.

Según ha informado el consistorio en un comunicado, la medida se aplicará en las playas de Cala Major, Can Pere Antoni, Molinar, Ciutat Jardí, Cala Estància y Platja de Palma, y en las zonas de baño Cala Nova, rocas de Cala Major, paseo del Molinar, el Penyó, Cala Gamba, es Carnatge y Son Caiós.

La Policía Local contará con un dispositivo especial para impedir el acceso a las playas, difundirá mensaje en varios idiomas informando de la normativa y pondrá señales de aviso del cierre.

El despliegue se llevará a cabo en coordinación con la Policía Nacional y con la colaboración de los Bomberos de Palma y Protección Civil.