El Gobierno presidido por Pedro Sánchez cederá al País Vasco la competencia de Prisiones antes de que acabe este año y la gestión de la Seguridad Social a mediados de 2021, tal y como adelantó Vozpópuli este miércoles. En una reunión celebrada en la sede del Gobierno vasco de Vitoria este jueves, la ministra de Política Territorial, Carolina Darias,y el consejero de Autogobierno y portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, han cerrado el calendario de trasferencias pendientes con el objetivo de alcanzar "el cumplimiento íntegro" del Estatuto de Gernika. 

De la treintena de competencias que están en el Estatuto y todavía no se han transferido, dos son las joyas de la corona que el PNV ha perseguido con ahínco durante años: la gestión de la Seguridad Social y Prisiones. Ambas serán transferidas entre 2020 y 2021. Se cumplirá así el acuerdo suscrito por el PSOE y el PNV para la investidura de Sánchez

Tras reunirse durante varias horas en el Palacio de Ajuria Enea, Darias y Erkoreka comparecían a mediodía para explicar los acuerdos alcanzados. Todas las competencias pendientes de traspaso se dividen en cuatro bloques desde el punto de vista temporal, para que a finales del año próximo se materialicen. Como adelantó este diario, Prisiones se transferirá antes de que acabe 2020 y la gestión de la Seguridad Social se pospone para la segunda mitad de 2021. 

La cesión de la competencia en materia penitenciaria es especialmente relevante porque, en paralelo, el Gobierno vasco está ultimando un plan de acercamiento de presos de ETA que planteará en los próximos meses al Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez. Además, en las últimas semanas ha quedado claro en Cataluña, comunidad que ya gestiona Prisiones, la importancia de dicha competencia