La buena evolución de la pandemia en Euskadi va a permitir desde este sábado ampliar hasta las dos de la madrugada la actividad hostelera y cultural, y reabrir las sociedades gastronómicas y txokos.

Estas son algunas de las medidas adoptadas este viernes en el consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi, presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu.

Desde el pasado lunes Euskadi se encuentra con una incidencia acumulada por debajo de 150 casos por 100.000 habitantes, lo que ha permitido aliviar algunas de las restricciones que estaban vigentes desde el pasado día 2 de junio.

Concretamente la incidencia acumulada en Euskadi se sitúa ya en 125,47 casos, la positividad ha bajado al 2,7 % y se ha reducido a más de la mitad el número de enfermos ingresados en las ucis desde el 1 de junio, ahora son 122.

Además, la vacunación avanza a buen ritmo y el 65,3 % de los vascos mayores de 50 años ya la han completado.

Cumplidos esos objetivos se ha acordado ampliar desde el sábado el horario de actividades culturales, sociales y comerciales desde la medianoche hasta las dos de la madrugada.

En la hostelería, se pasa de un máximo de cuatro a seis personas por mesa, pero se mantiene el aforo del 50% en interiores, y las sociedades gastronómicas, cerradas desde octubre, volverán a abrir pero con limitación de horario, aforo y distancia.

En el deporte, se permitirá público en eventos deportivos pero con limitación de aforos según su capacidad. Los que tienen cabida para más de 5.000 espectadores, el aforo máximo no podrá superar el 30%.

En cuanto al comercio, y de forma general, el aforo será del 60 %.

Se mantiene sin embargo el cierre de lonjas y locales juveniles y de las discotecas.

Analizadas en 15 días

El lehendakari ha anunciado que estas medidas serán analizadas en quince o veinte días y si se confirma una tendencia positiva se podrán aliviar aún más estas restricciones o desactivar la emergencia sanitaria, en vigor en Euskadi desde marzo del año pasado, con un paréntesis en verano.

Sobre la limitación de la obligatoriedad en el uso de las mascarillas anunciada este viernes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Urkullu ha citado que algunos estudios contemplan que se puede relajar el ese uso en el exterior una vez que la mitad de la población está vacunada, algo que se cumple en Euskadi.

Ha insistido en que ese levantamiento de la obligatoriedad se limita solo a exteriores en los que no haya una "concentración excesiva" de personas y que en todo caso se mantiene su uso en los interiores.

Por último, ha lamentado que el anuncio de este cambio de estrategia se haya hecho en un acto público. "No es buena costumbre" que se conozcan estas cuestiones de esta manera, cuando además es preceptivo escuchar antes al Consejo Interterritorial de Salud.