Los gobiernos autonómicos de País Vasco y Cataluña son los dos únicos que, hasta el momento, no han lanzado ninguna petición de apoyo de los rastreadores militares para hacer frente a los brotes de coronavirus. Extremadura, que hasta ahora no había pedido ninguna ayuda, ha solicitado de forma oficial el despliegue de cien especialistas de las Fuerzas Armadas. El resto de las comunidades autónomas, así como Ceuta y Melilla, ya han tramitado sus correspondientes demandas, que ya han sido gestionadas por el Ministerio de Defensa.

Fuentes del departamento dirigido por Margarita Robles confirman que la Junta de Extremadura ha solicitado el apoyo de cien rastreadores militares. Además de estos nuevos despliegues, las Fuerzas Armadas refuerzan su presencia en otras regiones, como en la Comunidad de Madrid, donde operan desde este lunes más de 150 especialistas.

Tras la petición de Extremadura, sólo quedan dos regiones que no han pedido apoyo a las Fuerzas Armadas para hacer frente a los rebrotes: País Vasco y Cataluña. La presencia de los cuerpos militares en ambas regiones también se hizo esperar durante los peores compases del estado de alarma.

2.000 militares especializados en rastreo

Como contó Vozpópuli, las comunidades autónomas deben solicitar la ayuda por escrito al Ministerio de Sanidad, detallando el número de efectivos requeridos. Recordemos que el Ministerio de Defensa cuenta con 2.000 militares que se han especializado en las últimas fechas en el rastreo de posibles contagios. Una vez valoradas esas solicitudes, el departamento de Salvador Illa las rebota al de Margarita Robles, que gestiona el despliegue de los militares en un plazo máximo de 24 o 48 horas.