El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha defendido que no sean solo los más débiles quienes tengan que asumir las consecuencias de la crisis económica por el coronavirus, y ha apostado por la creación de un "impuesto de reconstrucción" para las rentas más altas, así como por derogar la reforma laboral.

En una entrevista en el diario italiano 'La Stampa', Iglesias sostiene que la caída de la economía es "similar a la crisis de 1929 o a los años posteriores a la posguerra" y para salir de ella se necesitarán "políticas fiscales expansivas, no solo por justicia social sino para alimentar la demanda".

Insiste en que la reforma laboral debe ser derogada, una cuestión que ha levantado polémica y tensiones internas en el Ejecutivo, pero no menciona fechas concretas y reitera la solidez del pacto de Gobierno con el PSOE.

"Está en la agenda del Gobierno derogar ese desastre hecho por el Partido Popular, que ha castigado a los trabajadores sin ningún beneficio para la economía. Ya hemos comenzado a cambiarla. Y, como ha dicho la ministra de Trabajo, la derogación de la reforma seguirá adelante", apunta