El vicepresidente tercero del Gobierno, Pablo Iglesias, ha acusado este miércoles al PP de alentar una "insubordinación" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra el Gobierno. Lo ha hecho tras la pregunta del secretario general y diputado del PP, Teodoro García Egea, en la sesión de control al Ejecutivo celebrada en el Congreso.

El parlamentario popular, durante su turno de pregunta al Gobierno, ha indicado que "están manchando el buen nombre de la Guardia Civil", en alusión a la polémica surgida entre el Ministerio del Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska respecto al informe que la Guardia Civil elaboró y entregó a la juez que investiga a la Delegación del Gobierno en Madrid por permitir la manifestación del 8-M en la capital y que le costó el puesto al jefe de la Guardia Civil en Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos.

"Laurentino Ceña ha preferido irse antes que tomar una decisión injusta. Si Roldán no logró acabar con la Guardia Civil, ustedes tampoco", ha asegurado García Egea antes de que respondiese el vicepresidente del Gobierno.

En su turno, Iglesias ha sido muy duro contra el diputado del PP asegurando que "está usted llamando a la insubordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado". "No se les cae la cara de vergüenza de reírse en un día de luto nacional", ha continuado explicando el líder de Unidas de Podemos y miembro del Gobierno liderado por Pedro Sánchez.

"Sean prudentes, que nos estamos jugando la democracia", ha sentenciado Iglesias en el termino de su dura intervención tras la cuestión lanzada por el secretario general del Partido Popular.

Dimisión del DAO de la Guardia Civil y cisma en el Cuerpo

La Guardia Civil, tal y como apunta este miércoles Gonzalo Araluce en Vozpópuli, atraviesa un terremoto que ha terminado con el cese o dimisión de algunos de sus máximos representantes, como el caso del director adjunto operativo (DAO) del Cuerpo, Laurentino Ceña, que este martes presentó su dimisión.

La tensión con Interior es palpable. Y pese a que oficialmente todo se justifica bajo un "nuevo impulso" en el cuerpo, en la cúpula subyacen las críticas hacia la máxima responsable del Instituto Armado, María Gámez, quien apenas lleva cuatro meses en el cargo: "Esto ha marcado un antes y un después", detallan los mandos del cuerpo, al mismo tiempo que denuncian la "caza de brujas" que está sufriendo la cúpula. "La situación es insostenible".