El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha desautorizado implícitamente a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, sobre sus palabras de este domingo en torno a Felipe VI, al subrayar que sólo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es responsable de los indultos a los condenados del procés y que el Rey está ejerciendo "de forma impecable" la jefatura de la Monarquía parlamentaria.

Casado ha hecho hincapié en la presentación de la convención política del PP, que se celebrará en Valencia los días 2 y 3 de octubre, que los indultos que estudia el Ejecutivo de Pedro Sánchez "añaden más tensión a una sociedad que lo último que necesita de su Gobierno es que debilite a las instituciones, que premien a quienes atentan contra ellas, que entregue la agenda nacional a quienes pretender romper Cataluña, España y Europa".

"Y que lo haga por puro interés personal, por una ambición de poder ya patológica. Nada permite conectar esos indultos con el menor rastro de servicio al interés general, y su responsabilidad corresponde en exclusiva a Pedro Sánchez y a su Gobierno, como establece nuestro sistema político, una Monarquía parlamentaria ejercida de forma impecable por Su Majestad el Rey Felipe VI, como Jefe del
Estado", ha puesto de relieve.

La sociedad española tiene "muy claro", a juicio de Casado, quién es quién del "triste" pacto de los indultos. "Y sabe muy bien que nadie salvo quienes los promueven y los aplauden son responsables de ese acto profundamente inmoral y trágicamente equivocado. No hay más cómplices que ellos en este acto que no clausura, sino que inicia un nuevo proceso de mutación constitucional para hurtar a los españoles su soberanía", ha sintetizado.

"El tiempo del malestar"

El líder la oposición ha añadido que esta situación no la van a permitir los 'populares'. "La soberanía del pueblo español, la unidad nacional y la igualdad de todos los ciudadanos prevalecerán". Tras ello, ha hecho hincapié en que se ha producido una convulsión social profunda que "se está expresando ya de manera muy clara" a medida que pasan las semanas.

"En España se ha iniciado lamentablemente el tiempo del malestar. Pero nosotros no queremos que el malestar de los españoles sea nuestro camino electoral: su bien es nuestro bien, su mal es nuestro mal.
Con decepción y frustración social no se va a construir el país que necesitamos ni se van a encontrar las soluciones que buscamos", ha dejado claro a los suyos.

Previamente, los portavoces del PP en el Congreso y el Senado ya se habían alejado de las palabras de Ayuso este domingo junto a la plaza de Colón,  en las que acusó al presidente del Gobierno de querer hacer a Felipe VI su "cómplice", con su firma, de los citados indultos a los líderes del 'procés'. "¿Qué va a hacer el Rey de España a partir de ahora?, ¿va a firmar esos indultos?, ¿le van a hacer cómplice de eso?", se preguntó Ayuso ante la incomodidad de Casado y del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quienes no aplaudieron esas declaraciones.

Gamarra y Maroto secundan a Casado

El portavoz en el Senado, Javier Maroto, ha insistido en que el Felipe VI "tiene que cumplir su obligación constitucional" que es firmar los indultos que conceda el Ejecutivo, al tiempo que ha acusado al presidente del Gobierno de estar saltándose "la ley a la torera".

Mientras, la portavoz en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, ha asegurado que el papel del Rey "está tasado" en la Constitución al tiempo que ha asegurado que los indultos "son una responsabilidad del Gobierno" y en última instancia del presidente, Pedro Sánchez.

En esta línea, Gamarra ha insistido que "todo el mundo sabe" que el sistema en España es una "monarquía parlamentaria y el papel que tiene el Rey en la misma". Así, y tras dejar claro que no es una "comentarista de las declaraciones" de sus compañeros, la portavoz del PP ha repetido que los indultos son una responsabilidad del Gobierno.

"De lo que estamos hablando es del clamor que ayer había en las calles y que impera en la sociedad española, que es el rechazo a los indultos, de los cuales el único responsable se llama Pedro Sánchez y su gobierno", ha continuado Gamarra un día después de la manifestación en la plaza de Colón, precisamente, en protesta contra la medida de gracia.