Tomás Cobo, oriundo de Potes, habla con la fuerza de quien se ha metido un cocido montañés entre pecho y espalda para desayunar. Desde hace apenas dos semanas, este anestesista es el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, la institución que representa a aquellos 'héroes' que eran aplaudidos día sí y día también en la primera ola de la pandemia de coronavirus.

Vozpópuli le pilla in fraganti fumando un cigarrillo a las puertas de la Organización Médica Colegial (OMC), justo delante del Congreso de los Diputados. A escasos metros, un grupo de madres de personas 'trans' hace huelga de hambre para reclamar que la normativa presentada por Podemos se tramite lo antes posible.

Cobo nos acompaña a los entresijos de la OMC. En la planta quinta se encuentra su despacho. Antes de ser elegido presidente, Cobo ha sido vicepresidente durante tres años para la misma institución, y conserva el mismo despacho. "No me voy a mudar al despacho del expresidente, Serafín Romero, es demasiado grande y poco funcional", explica. Lo cierto es que en el despacho del presidente de los médicos se puede organizar una reunión familiar manteniendo en todo momento una distancia de dos metros entre personas.

El despacho de Tomás Cobo es menos amplio y está revestido por retazos de la vida de este médico. Hay fotos con el rey Felipe VI, con el Papa Juan Pablo II y una foto en África, donde ha llevado a cabo varias misiones sanitarias en Benín. Entre los principales objetivos de Cobo está modernizar la institución colegial porque denuncia que "estas organizaciones terminan viviendo al margen de la realidad de los profesionales". Aboga también por implantar un 'Erasmus MIR' que permita el intercambio de conocimientos internacional, algo de lo que él en su carrera profesional se ha beneficiado, e impulsar la digitalización en sanidad, lo que permitirá ahorrar trámites burocráticos a los médicos.

Tomás Cobo, presidente del presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos
Tomás Cobo, presidente del presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos Clara Rodríguez

Pregunta: Su antecesor decía que las relaciones con el Ministerio de Sanidad no eran lo suficientemente fluidas. ¿Cómo son ahora con Carolina Darias?

Respuesta: Acabo de aterrizar, estamos a la espera de tener una reunión con la ministra, que espero que sea en breve. Estamos con plena disposición a todo lo que sea impulsar y dinamizar la relación con la Administración.

P: ¿Cuántas veces se reunieron antes?

R: Hemos recibido una felicitación por su parte tras las elecciones y hemos hablado con el director general de Ordenación Profesional, Vicenç Martínez. También he tenido varias conversaciones con el subdirector general. Estamos a la espera de organizar la visita protocolaria en la que tenemos una agenda de peticiones o temas a tratar.

P: ¿Cómo valora las restricciones a la movilidad aprobadas en el Consejo Interterritorial de cara a las vacaciones de Semana Santa?

R: Nosotros defendemos que haya una decisión conjunta y advertimos del peligro de volver a caer en lo que caímos a finales mayo-junio con una desescalada rápida. Volvemos a apelar a la responsabilidad de la ciudadanía: mascarilla, distancia social y lavado de manos son tres herramientas de lo más elemental que nos pueden ayudar a frenar el virus. Si se acompaña de restricciones, mejor.

P: ¿Qué le parece la actitud de la Comunidad de Madrid votando en contra del acuerdo? 

R: Esto empezó porque cada comunidad autónoma en su momento tomaba las medidas que quería tomar. Creo que hay que insistir en el riesgo de que volvamos a caer en una cuarta oleada de contagios. Como médicos somos partidarios de ser cuanto más estrictos mejor para evitar recaída. 

Ayuso tendrá sus asesores. Nosotros apelamos a la ciudadanía para que se tomen medidas en un marco general"

Tomás Cobo, presidente de la Organización Médica Colegial

P: ¿Ha sido irresponsable Isabel Díaz Ayuso?

R: No, ella tendrá sus asesores. Nosotros apelamos a la ciudadanía y administración para que se tomen medidas en un marco general. 

P: ¿Cómo es de optimista de cara al verano? ¿Podremos disfrutar de unas vacaciones medio normales?

R: Si tuviera la bola de cristal… La vacunación va a acelerar que las medidas se vayan relajando y se puedan abrir hostelería y relaciones sociales, pero no lo sé. Tenemos que ir hacia el máximo grado de vacunación, a partir de ahí podremos empezar a hablar del resto de cosas. Seguimos viviendo situación de incertidumbre. En este momento no hay más del 5% de población vacunada, cifras muy alejadas de poder movernos en un entorno de seguridad y sigue muriendo gente.

P: ¿Cómo está España gestionando el proceso de vacunación? ¿Debería comprar vacunas por su cuenta?

R: La industria farmacéutica es el actor clave a la hora de suministrar vacunas. Estoy seguro de que las administraciones hacen el máximo de lo que pueden para que las vacunas lleguen a los grupos prioritarios. Tenemos que centralizar y tener estrategias comunes europeas, cuantas más sinergias creemos, mejor. Como empecemos con divergencias, van a salir perjudicados los de siempre: los que tienen menos dinero.

Tomás Cobo, presidente del presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos
Tomás Cobo, presidente del presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos Clara Rodríguez

P: ¿Hasta qué punto ha sido la sanidad una prioridad en esta pandemia? Hemos sido testigos de mociones de censura, elecciones, un ministro de sanidad que dejó el ministerio en plena pandemia...

R: Estoy seguro de que a los políticos no les interesa que la pandemia progrese, que están haciendo todo lo posible para que desaparezca. Lo que queremos los médicos es que se pongan de acuerdo y que no entren en colisión por intereses puramente políticos. Hemos echado de menos que no se cuente más con la profesión médica para tomar decisiones en esta pandemia. El hecho de que no hubiéramos conocido los nombres del comité de expertos nos entristece. Nosotros tenemos un comité de expertos que creamos en el Consejo, pero no hay comunicación entre el órgano colegial y el ministerio. Ahora empezamos una nueva etapa con nueva ministra y estamos dispuestos a colaborar, que no a ser colaboracionista.

Hemos echado de menos que no se cuente más con la profesión médica para tomar decisiones"

Tomás Cobo, presidente de la Organización Médica Colegial

P: ¿Es España la mejor sanidad del mundo como siempre se ha dicho?

R: Hay dos conceptos claros. Por un lado, el modelo sanitario que tenemos, el universal, público y gratuito, que es un eje básico, el pilar de la justicia social, que toda la población tenga acceso a la sanidad, no se da en el mundo con tanta frecuencia. Y por otro lado tenemos al sistema que soporta el modelo. Creo que ha sido capaz de dinamizarse y ajustarse a esta terrible crisis. Esa plasticidad es la buena noticia que tenemos que sacar. Eso sí, seguimos arrastrando problemas: precariedad, salario de médicos bajos y falta de formación médica continuada. Todo esto ha puesto el modelo a altísima tensión y todo eso repercute en los pacientes y en las listas de espera. Muchas veces los médicos nos quedamos atónitos mirando cómo dice un político que la lista de espera se va a rebajar 15 días en traumatología, ¿de qué manera?

P: ¿Qué opina del Hospital Zendal?

R: A mí me merece muy buena opinión. Haber sido capaz de crear un hospital para grandes catástrofes, me parece extraordinariamente bien. Tendrá sus carencias o dificultades como otros hospitales, pero me parece muy bien. De hecho, en España, el Ministerio de Defensa creó un gran hospital militar de campaña que luego se ha exportado a otros países de la OTAN.

Tendrá sus carencias o dificultades como otros hospitales, pero el Zendal me parece muy bien"

Tomás Cobo, presidente de la Organización Médica Colegial

P: ¿Hacen falta más Zendales?

R: La iniciativa me parece muy buena. De esta crisis hemos aprendido que tenemos que tener unidades ya no tan incrustadas en el entorno hospitalario. Necesitamos estructuras más dinámicas y flexibles. Lo que no sé es cuánto dinero tendremos para hacerlo. Pero tenemos que estar preparados para otra oleada de covid, sin duda. 

P: Pasaporte covid, ¿sí o no?

R: Sí, lo digo con tranquilidad. Llevo años viajando a África y he tenido que llevar mi cartilla de vacunación, y cuanto más digitalizado esté mejor. ¿Por qué no? Si ya nos obligan a llevar prueba PCR. No es algo nuevo el pasaporte de vacunación.

P: Todo el mundo tendría acceso a la vacuna de la fiebre amarilla, pero a la de covid no… 

R: Evolucionaremos hacia ese punto.

P: ¿No habría que esperar a que se demuestre que la vacuna evita la transmisión del virus?

R: El pasaporte es un dato más que tienes que aportar. Estamos en una situación de incertidumbre. Pasa igual con la PCR. El que va con una PCR negativa a lo mejor se contagia del aeropuerto. No lo sabemos. Cuantas más medidas de seguridad, mejor.

P: Se han conocido los datos de agresiones a sanitarios y se mantienen en período de pandemia. ¿Por qué se sigue agrediendo a las personas de las que dependemos para curarnos?

R: Algo hemos hecho mal los médicos: explicar en qué consiste nuestra profesión. No hemos sabido explicar cómo se siente médico del 112 cuando después de haberse encontrado con la muerte desparramada por la carretera de madrugada tiene que llegar a desayunar a su casa al día siguiente con su familia con normalidad. O cómo se siente un médico de intensivos cuando tiene que decirle a su familia que ha muerto su hijo de 16 años. Cómo se siente un oncólogo infantil que después de años cuidando de un peque y estableciendo una relación de afecto el chiquitín se muere, y tiene que ir casa. Este es el día a día en la vida de un médico. Esta pandemia hemos dejado a 107 compañeros por el camino, poniendo nuestra salud física y psíquica al límite para el beneficio del paciente.