Las palabras del ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, en las que acusaba al Tribunal de Cuentas de poner "piedras en el camino" en el proceso de diálogo con la Generalitat han generado una nueva tormenta en la desgastada relación entre Gobierno y oposición.

Apenas unos minutos después de que Ábalos asegurara que les "corresponde ir desempedrando todo este camino", Pablo Casado, líder del PP, ha arremetido contra el ministro por "amenazar" al Tribunal de Cuentas, además de afirmar que el Gobierno "radical" que dirige Pedro Sánchez "es la única piedra en el camino de la Justicia, el Estado de Derecho y los reguladores".

Por ello, Casado ha anunciado que el PP solicitará la comparecencia en el Congreso del ministro para "exigir responsabilidades" por estas declaraciones, ya que a su juicio es "inadmisible que amenacen a los tribunales". "Este Gobierno radical es la única piedra en el camino de la Justicia, el Estado de Derecho y los reguladores", ha declarado el líder del PP en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Además de Casado, varios altos cargos del partido han calificado de "intolerables" las declaraciones de Ábalos y han salido en tromba a denunciarlo, exigiendo además la dimisión de Sánchez por la concesión de indultos. La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha afirmado que el Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos se dedica a "tocar la independencia de todas las instituciones del Estado".

"Tras los indultos, el Gobierno ataca al Tribunal de Cuentas por reclamar el dinero de los catalanes que malversaron. Creen que el dinero público no es de nadie, o suyo para seguir en Moncloa", ha denunciado Gamarra en la misma red social

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha ido más allá afirmando que esas declaraciones del ministro evidencian que "no tienen límites" y "están dispuestos a todo con tal de seguir en el poder". "Sánchez debe dimitir ya. Los españoles tienen derecho a expresarse en las urnas ante tanta humillación y mentira", ha declarado el dirigente del PP, que ha participado en el distrito de Chamberí en la campaña del partido de recogida de firmas contra los indultos junto a la vicesecretaria de Organización, Ana Beltrán, y el exdirigente de Ciudadanos Toni Cantó.

Arrimadas ve "indignante" el "señalamiento"

En la misma línea se ha mostrado Ciudadanos. La presidenta de la formación naranja, Inés Arrimadas, ha considerado "indignante" y "una barbaridad" que Ábalos haya señalado ahora como "piedras en el camino" las decisiones del Tribunal de Cuentas sobre el proceso independentistas de 2017, y lo ha relacionado con el temor del Gobierno a la decisión que deberá adoptar la institución fiscalizadora sobre la ayuda de 53 millones otorgada a la empresa Plus Ultra.

"Es una auténtica barbaridad", ha contestado la dirigente de Ciudadanos, recordando que esta institución también es un tribunal de la jurisdicción ordinaria y que es "de vergüenza" que, en democracia, un Gobierno diga lo que tienen que hacer los tribunales.