La Guardia Civil se ha personado este martes en el Ayuntamiento de Gerona para recabar los expedientes de contratación que dichaa Administración local adjudicó a la consultora Efial -ahora Control de Gestión de Ingresos (CGI)- entre los años 2009 y 2015 en el marco de la operación Térmyca. Según ha podido saber Vozpópuli de fuentes de la investigación, se ha producido un requerimientos de dichos expedientes que fueron adjudicados en gran parte cuando el actual presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, era alcalde de Gerona. Puigdemont fue regidor de dicha localidad catalana entre los años 2011 y 2015. 

En esta operación ha sido detenido por la Guardia Civil Josep Manel Bassols, exalcalde de Convergència en Anglès (Girona) y exdirector de campaña del actual presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. 

La operación Térmyca tiene lugar después de la documentación analizada por el Instituto Armado pusiera de relieve que los mismos amaños que se detectaron en el Ayuntamiento de Torredambarra (Tarragona) con la mercantil Efial se estarían repitiendo en otros consistorios donde sus dirigentes estarían otorgando contratos a dedo siendo siempre protagonista la citada consultora. El 'modus operandi' sería idéntico en todos los ayuntamientos y no se reduciría a admistraciones locales catalanas.

Los fondos públicos acababan en Andorra

De hecho, la investigación ha desvelado la existencia de una operación financieramediante la cual Efial Consultoría, S.L, que posteriormente fue absorbida por Control de Gestión de Ingresos, crearon un entramado similar a la primera que hizo que la actividad delictiva se extendiera fuera de Cataluña. De hecho, la Guardia Civil está llevando a cabo 48 entradas y registros y 16 requerimientos en diferentes puntos de España.

Tanto cuando la organización criminal actuó bajo el nombre de Efial Consultoría como cuando lo hizo como CGI, los investigados construyeron una estructura paralela en los Ayuntamientos para evitar en su actuación la labor supervisora del Secretario e Interventor municipales.

A lo largo de la investigación se ha detectado la creación de la figura instrumental y ficticia de sociedades públicas (Entidades Públicas Empresariales Locales) carentes de actividad específica, creando un entramado fraudulento por el cual se desvían fondos públicos municipales de Ayuntamientos a la citada entidad pública y de ésta a la sociedad mercantil privada. Gran parte de fondos ilícitamente obtenidos eran desviados a Andorra a través de complejas operativas mercantiles.