La denominada operación Térmyca, que continúa ejecutándose este miércoles, ha contado con varios registros en el Principado de Andorra, país donde los investigadores sospechan que podrían haber acabado parte de los fondos públicos sustraídos a través de la operativa desarrollada en torno a la consultoria Efial y las sociedades municipales EPEL (Entidades Públicas Empresariales Locales).

Por esta razón, agentes de la Guardia Civil registraron ayer la vivienda y dos sociedades del investigado Jaume Sabater, ex consejero delegado de la consultora Efial hasta el año 2014 y, previamentre, ex director general de la entidad andorrana Andbank, cargo que dejó para marcharse a la citada compañía. Además, actualmente, es presidente de la sociedad Universal Gestió SA, una de las empresas que está en el punto de mira de los investigadores.

Según informan fuentes del caso a Vozpópuli, dichas entradas y registros en el país vecino, que opera con secreto bancario, se ejecutaron el fin de saber si las empresas de Sabater sirvieron como "vehículo" para llevar el dinero presuntamente evadido por la organización criminal a Andorra.

Los investigadores sostienen que la colaboración de Andorra en la operación Térmyca ha sido determinante para destapar la causa de corrupción

Ésta es una de las hipótesis que manejan en estos momentos tanto el titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de El Vendrell, el juez Josep Bosch Mitjavila, como la Fiscalía Anticorrupción y los agentes de la Comandancia dela Guardia Civil de Tarragona y la razón que ha llevado a acordar entradas y registros en el país vecino.

Las mismas fuentes explican que la colaboración judicial de Andorra en este procedimiento ha sido "crucial" y que, prueba de ello, es que el Principado ha enviado ya una Comisión Rogatoria a España con toda la documentación que fue reclamada por las autoridades judiciales en el marco del caso Térmyca. Gracias a esa Rogatoria, los investigadores detectaron que Andreu Martí, ex alcalde de la la localidad tarraconense de l'Atmella de Mar, tiene depositados tres millones de euros en el Principado. De ahí, que los investigadores decidieran este martes seguir el rastro de ese dinero para saber si procede de Efial o si por el contrario tiene otro origen.

Junto con los registros de Andorra, se han practicado y se están practicando en estos momentos más de medio centenar de diligencias por toda España en empresas, ayuntamientos, despachos y organismos públicos. La operación continúa abierta.