Operación Hanta La UDEF lanza una operación contra fraude de subvenciones y detiene a Pérez Dolset

La operación Hanta está siendo dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia, el magistrado Manuel García Castellón, y la Fiscalía Anticorrupción. Se investigan delitos de fraude de subvenciones e insolvencia punible. Entre los querellados se encuentra el presidente de La Razón, Mauricio Casals.

Javier Pérez Dolset, fundador de Zed.
Javier Pérez Dolset, fundador de Zed.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) ha lanzado este jueves, por orden de la Audiencia Nacional, una operación contra un fraude de subvenciones millonario en el Ministerio de Industria relacionado con el grupo tecnológico Zed, capitaneado hasta el pasado mes de abril por Javier Pérez Dolset, cometido presuntamente entre los años 2010 y 2015.

Según informan fuentes de la investigación a Vozpópuli, la operación –bautizada como operación Hanta- está siendo dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia, el magistrado Manuel García Castellón, y la Fiscalía Anticorrupción. En el marco de esta nueva causa se ha detenido esta mañana a Javier Pérez Dolset y a su hermano Ignacio, junto a otros cuatro imputados.

El inicio de este procedimiento radica en una querella presentada esta misma semana por el Ministerio Público en dicho tribunal después de que Anticorrupción haya mantenido abiertas durante meses unas diligencias de investigación sobre la insolvencia de Zed y las presuntas irregularidades que cometió la empresa hasta que acabó en quiebra técnica.

En la operación Hanta se investigan delitos de fraude de subvenciones e insolvencia punible mientras el presunto fraude en ayudas públicas ascendería a los 67 millones de euros

Fuentes del caso explican que se investigan delitos de fraude de subvenciones e insolvencia punible mientras el presunto fraude en ayudas públicas ascendería a los 67 millones de euros. 

Asimismo, entre los principales investigados en esta nueva operación contra la corrupción se encuentra uno de los hombres fuertes de Planeta y presidente de La Razón, Mauricio Casals, quien recientemente también estuvo imputado en el caso Lezo, aunque finalmente las acusaciones contra él fueron archivadas. Casals habría "maniobrado" el grupo Zed obtuviese ayudas públicas del Ministerio de Industria.

Las maniobras de Casals

La Fiscalía sospecha que el investigado habría sido consciente de que parte esas subvenciones iban a ser obtenidas de forma fraudulenta y aún así medió supuestamente ante los Ministerios de Economía e Industria para que concedieran créditos blandos a la tecnológica Zed Worldwide. En aras de ahondar en esta línea de investigación, agentes de la UDEF se han personado este jueves en la sede del periódico La Razón llevando a cabo un requerimiento judicial de información sobre Mauricio Casals. Los policías han extraído información del despacho del citado ejecutivo y volcado datos de su ordenador personal, según informan fuentes jurídicas. 

Dicho periódico ha emitido un comunicado donde sostiene que "ni La Razón ni su presidente han participado en ningún tipo de tráfico de influencias o fraude de subvenciones ni directa ni indirectamente" y que han colaborado en todo momento con la Audiencia Nacional.

Está previsto que se produzcan a lo largo de este jueves una veintena de órdenes de entradas y registros en Madrid, Valencia, Barcelona y distintos municipios madrileños. Asimismo, el juez ha acordado que se practiquen varios requerimientos de información inmediatos -susceptibles de registros- a distintas empresas y organismos públicos como el Ministerio de Industria y Economía.

A pesar de los millonarios apoyos públicos recibidos, Zed se declaró en concurso de acreedores en el año 2016, con un pasivo de 368,9 millonesde euros, el mayor concurso del año.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba