La portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Macarena Olona, ha anunciado tras reunirse en la cárcel de Estremera con el excomisario José Manuel Villarejo que emprenderán acciones contra el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska y contra el secretario general de Instituciones Penitenciarias (IIPP), Ángel Luis Ortiz, por no permitirle haber grabado el encuentro.

Tras dos horas de entrevista con el comisario, que permanece en prisión preventiva desde noviembre de 2017 como principal investigado en la causa 'Tándem', Olona ha atendido a los medios concentrados a las puertas de la prisión para explicar que uno de los tres diputados, vocales de Vox en la comisión de investigación 'Kitchen', no ha podido acceder finalmente al encuentro y que además les han intervenido la comunicación.

Así, a pesar de agradecer el trato dispensado por el director del centro penitenciario, ha calificado las condiciones impuestas para la entrevista de "atropello" del poder ejecutivo al legislativo. "Es absolutamente improcedente que cuando a unos periodistas de El País se les permitió grabar, esa misma posibilidad se le haya prohibido al poder legislativo, más cuando el objeto de la grabación era aportarla a la comisión de investigación", ha comentado.

La visita de Olona a Villarejo se enmarca en los trabajos para documentarse para la comisión que analizará el operativo parapolicial Kitchen, que se armó, según el juez instructor, para sustraer información sensible del PP al extesorero del partido Luis Bárcenas, con el objetivo de que no llegara a ser judicializada.

Habrá más encuentros

Pero este primer contacto no ha sido suficiente ya que sólo les ha servido para hacerse una composición de lugar (no han tratado realmente el caso 'Kitchen') por lo que desde Vox ya avanzan que, como éste, habrá múltiples encuentros con el comisario en Estremera.

"Habrá una serie de comparecencias a la vista de la numerosa información de la que dispone. No es que le demos veracidad, pero el pueblo español tiene derecho a saber y es importantísimo acceder a fuentes que tengan información relevante", ha explicado a la salida, para afirmar acto seguido que, por lo que les ha dicho el comisario, han contactado tanto PP como PSOE y Podemos con él pero de manera "oculta" y que el único partido que ha ido de forma abierta y "transparente" ha sido Vox.

Este extremo le ha "sorprendido" a Olona, quien ha comentado además que la finalidad del PSOE y Podemos ha sido tratar de convencer a Villarejo para que "sacara a la luz toda la porquería que tuviese de adversarios políticos" mientras que los contactos por parte del PP iban encaminados a que "no les perjudicase con su declaración".

"No generamos mierda, la limpiamos"

Si bien se ha guardado lo que han charlado durante las dos horas de encuentro, la portavoz de Vox sí que llevaba dos frases literales de Villarejo. "Nos ha transmitido que las cloacas no generamos mierda, la limpiamos, y que él va a saltar al abismo pero no va a caer solo", ha leído de sus apuntes.

Tras comentar esto, ha apuntado que le ha llamado la atención que hablando con el comisario éste le ha trasladado que su mujer, Gemma Alcalá --encausada en varias de las piezas de 'Tándem'--, está siendo asistida por un abogado vinculado al PP. Por ese motivo, Olona concluye que PSOE y Podemos "tienen que estar muy preocupados" porque la información que maneja afecta a todos los partidos, pero la actitud de Villarejo "es muy diferente" con unos y con otros.

Al hilo, ha indicado que esto puede explicar la "resistencia" de PSOE y Podemos a que el comisario comparezca en la comisión, algo que finalmente sí se ha aprobado por la Mesa, aunque antes de abandonar el lugar, y dejando en el aire la sospecha, ha afirmado que en el caso de los 'papeles de Bárcenas' algún dirigente del PP "del sur" debería estar preocupado.