La ocupación de las UCI en Cataluña sigue aumentando y se sitúa en 498 pacientes covid, a punto de superar la barrera de los 500 críticos, mientras que hay 1.629 ingresados y se han notificado tres nuevas defunciones, si bien los datos epidemiológicos no notan aún los efectos de la Semana Santa e indican que el virus ha frenado su propagación.

Según los datos actualizados del Departamento de Salud, el número de enfermos de covid hospitalizados ha descendido y este sábado es de 1.629 personas, 66 menos que la víspera, pero han aumentado los que están graves en la UCI hasta 498, tres más que ayer.

En cambio, la velocidad de propagación de la enfermedad (Rt) sigue reduciéndose y se ha situado en 0,87, una centésima menos que ayer, es decir, que cada 100 infectados contagian de media a 87 personas, mientras que el riesgo de rebrote (EPG), índice que mide el crecimiento potencial de la pandemia, está en los 213 puntos