Empresarios, trabajadores y representantes del ocio nocturno se han concentrado este lunes en la plaza Sant Jaume de Barcelona para reclamar a la administración un plan de reapertura urgente y evitar las aglomeraciones y botellones vividos del pasado fin de semana tras el final del toque de queda.

Convocados a las 18 horas por Fecalon, el Gremio de Empresarios de Discotecas de Barcelona y Provincia, Som Oci Nocturn y la Asociación de Salas de Conciertos de Cataluña (ASACC), han utilizado pancartas de "ocio en quiebra" e incluso una de "Ayuso, ven a Cataluña", y para exigir la posibilidad de reanudar su actividad tras 14 meses paralizada, una situación que en algunos casos, especialmente en zonas turísticas, se arrastra desde septiembre de 2019, tras la temporada de verano.

También han instado a la Diputación de Barcelona y a los ayuntamientos catalanes a que se comprometan a impulsar un plan de ayudas, para paliar la crítica situación que atraviesan los establecimientos de ocio nocturno.

"Único subsector que no tiene plan"

"Somos el único subsector que no tiene plan", ha lamentado el secretario general del Gremio de Discotecas de Barcelona y Provincia, Ramon Mas, quien ha apostado por acelerar la vacunación y "darle una opción a la gente joven" para evitar más fiestas ilegales.

"Ya advertimos lo que pasaría cuando se levantara el estado de alarma. La gente joven no tiene opciones de ocio y se ha lanzado a la calle. Necesitamos que el ocio nocturno reabra, en condiciones, con medidas y con seguridad jurídica, pero que reabra porque si no lo que hemos visto este fin de semana irá a más", ha vaticinado.

El secretario general del FECALON, Fernando Martínez, ha alertado de que mantener el ocio nocturno cerrado puede poner en jaque los avances epidemiológicos logrados hasta la fecha.

"Jueces, policías y administraciones nos están dando la razón. Hay que abrir el ocio nocturno", ha subrayado.

Por su parte, el presidente de ASACC, Lluís Torrents, también ha reclamado a la Generalitat que "empiece a trabajar de forma decidida en certificados de inmunización que permitan poder aceptar a la gente en los locales en función de si están vacunados, si han tenido la enfermedad o se han hecho un test".

"Cosas de forma controlada y bien hechas"

"Haciendo las cosas de forma controlada y bien hechas, podemos dar más seguridad dentro de los locales que fuera", ha insistido.

La protesta del sector ha coincidido además con la reunión que la patronal Fecasarm, que no se ha unido a la protesta, ha mantenido esta tarde con el teniente de alcalde de Barcelona, Albert Batlle, para tratar de que apoye una prueba piloto para reabrir bares y discotecas.

Paralelamente, el Departamento de Salud ha presentado este lunes un ensayo clínico con 400 participantes que se llevará a cabo la noche del 20 de mayo para trazar el plan de reapertura del sector y que consistirá en la reapertura de cinco bares musicales de Sitges (Barcelona) sin distancia de seguridad, pudiendo consumir bebidas, sin límites de aforo y con libertad de movimientos entre locales.