España

Los suicidios en la Policía se llevan la vida de un agente cada 43 días

Los datos superan en nueve a los de la población civil y muestran que un 86% utilizaron un arma de fuego. Los agentes siguen sin contar con un protocolo para poner fin a este trauma

Policía Nacional
Policía Nacional Europa Press

Entre los años 2000 y 2017, en España se suicidaron 152 policías nacionales, según datos recogidos por la División de Personal del cuerpo. De ellos, 144 fueron realizados por hombres y ocho por mujeres. Este dato es el más escalofriante que se desprende del anexo del estudio desarrollado por la Agrupación Reformista de Policías (ARP), publicado en febrero de este año y basado en cifras oficiales.

Estos datos multiplican por nueve a los de la población civil, y muestran que un agente se suicida cada 43 días. El acceso al arma de fuego con el que trabajan los policías es un factor determinante para explicar esta gran diferencia: el 86% de los suicidios en la Policía se produjo por uso de una pistola, muy lejos de la segunda causa, el ahorcamiento, con un nueve por ciento.

Número de suicidios en la Policía.
Número de suicidios en la Policía.

El gráfico que se publica sobre estas líneas muestran cómo con el inicio de la crisis económica el aumento de los suicidios en la Policía han ido en aumento año tras año.

Como ya publicó Vozpópuli, en el seno de la Dirección General de Policía se está trabajando, junto a los sindicatos representativos, en un protocolo que prevenga que los agentes terminen quitándose la vida. Sin embargo, las tareas están paradas.

El suicidio es un fenómeno que afecta a los más jóvenes en el cuerpo. Un 21,71% de los suicidios que se dieron entre 2000 y 2017 se produjo en personas con edades comprendidas entre los 30 y 35 años

En un principio se esperaba que se pusiese en marcha a finales de 2018, pero la última reunión tuvo lugar el 29 de noviembre del mismo año. “Vemos que han perdido voluntad en sacarlo”, explica el responsable de riesgos laborales del Sindicato Unificado de Policía (SUP), el mayoritario en el cuerpo, Carlos Prieto. Desde la DGP se comprometieron a crear seis plazas para psicólogos que pudiesen evaluar los riesgos de los agentes, “pero hasta el momento no se han convocado”.

El suicidio es un fenómeno que afecta a los más jóvenes en el cuerpo. Un 21,71% de los suicidios que se dieron entre 2000 y 2017 se produjo en personas con edades comprendidas entre los 30 y 35 años, y más de la mitad no superaban los 41. Un 11,84% se produjo entre los agentes de 24 a 29 años, algo que llama poderosamente la atención a los realizadores del estudio porque “cuesta trabajo creer que personas jóvenes y, presuntamente sanas, tomen la decisión de dar fin voluntariamente a su vida”.

Suicidios en la Policía Nacional por tramo de edades.
Suicidios en la Policía Nacional por tramo de edades.

Dónde se cometen más suicidios

El lugar donde están destinados los policías es determinante a la hora de saber si tienen más probabilidades de quitarse la vida. Tres jefaturas superiores acogen en su territorio más del 46% de los suicidios en el tiempo que abarca el estudio: son las de Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana.

Medio empleado
Medio empleado

Por otro lado, Navarra, La Rioja y Cantabria sólo suponen el 1,32%. “Como explicación a estos resultados se podría aventurar que las Jefaturas en las que más suicidios han habido pueden ser las que dispongan de mayor número de efectivos policiales, en las que se vea favorecida la despersonalización o sensación de aislamiento del policía. De otro lado, las tres jefaturas en donde hubo menos sucesos suicidas, tienen en común su cercanía geográfica, así como el hecho de que las tres son uniprovinciales”, resume el estudio.

Suicidios en la Guardia Civil

En la Benemérita el drama de que un compañero se quite la vida es, según los datos de los sindicatos, incluso más trágico. Las asociaciones mantienen durante años que se produce un suicidio cada 26 días, a pesar de que este cuerpo sí cuenta con un protocolo para evitar que los agentes se quiten la vida.

Los datos recogidos por ARP del Diario de Sesiones de la Comisión de Interior muestran que desde el 2000 se han suicidado 229 agentes del Instituto Armado. “Es preciso tomar en consideración la diferencia entre ambos cuerpos policiales en cuanto al número de efectivos, dado que la Institución Benemérita cuenta con una plantilla notablemente superior a la de Policía”, apunta el estudio.

Llama la atención que, tanto en la Guardia Civil como en el Cuerpo Nacional de Policía, el número máximo de suicidios tuvo lugar en el año 2002. En este año tuvieron lugar hechos como la tragedia del buque Prestige, el cambio de pesetas a euros pasa a materializarse únicamente en el Banco de España, la invasión del islote Perejil o la huelga general contra la reforma del Gobierno de la protección por desempleo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba