España

Los riesgos de la vuelta al cole: Una clase con 20 niños se traduce en más de 800 contactos en dos días

Si el número de escolares en la clase sube a 25, algo que han pedido varias comunidades autónomas, esta cifra aumentaría hasta 1.228 personas

Una madre y sus hijos caminan por Madrid este domingo.
Una madre y sus hijos caminan por Madrid este domingo. EFE/Mariscal

La vuelta al cole es uno de los temas que más preocupa a los expertos. Aunque todavía tendremos que esperar al verano para volver a presenciar las aulas llenas -aunque sea con distancia- las dudas sobre cómo afectará a la transmisión de la pandemia la reunión de los más pequeños todavía son muchas.

Si bien parece que la comunidad científica ha llegado a la conclusión de que el rol de los niños de supercontagiadores es más que dudoso, todavía no está claro que papel juegan en la pandemia. Lo que sí parece ser evidente es que una vez abiertos los colegios, la capacidad de contacto de los menores con otras personas se dispara.

Es una de las principales conclusiones de un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR), en el que advierten que un aula de educación infantil con 20 niños se traduce en´el contacto con más de 800 personas en apenas dos días. De esta manera, las posibilidades de que un menor contagiado transmita el virus se disparan en comparación con el confinamiento, como es evidente.

El autor principal del estudio, el catedrático de Organización de Empresas de la UGR, Alberto Aragón, advierte así de la "falta de planificación" con la que se está planteando la vuelta al cole por parte de las autoridades.

¿Cómo lo han calculado?

¿Cómo han llegado a esta conclusión? Los investigadores han analizado el número estimado de relaciones sin mascarilla y sin distancia de seguridad que tendrían los grupos de pequeños de Educación Infantil y los primeros cuatro cursos de Educación Primaria.

Según indicó la propia ministra de Educación, Isabel Celaá, explicó en una reciente comparecencia cómo iban a ser estos grupos. Como controlar a los más pequeños es complicado, la ministra estableció que estas clases de 20 niños funcionarían con las mismas reglas que si fueran convivientes en la misma casa, sin necesidad de guardar las distancias.

Según explica Aragón, si bien la estrategia tiene cierto sentido, también tiene lagunas. "Es importante recordar que las denominadas 'burbujas' sólo garantizarían la tranquilidad si estuvieran cerradas, pero cada uno de los niños y niñas de esos niveles educativos y su docente también conviven con los miembros de sus propias familias”, advierte el autor.

De esta manera, han hecho el cálculo asumiendo que aquellas familias que estén formadas por dos adultos y entre dos y tres hijos, el equivalente a la media española, cada uno de los niños que atiende a esta clase de 20 plazas tendría ya en su primer día exposición a un grupo de 74 personas diferentes. 

“Si además los menores de esas familias también estuvieran en una clase distinta de Infantil o Primaria, se agregarían esas relaciones al conjunto alcanzando 808 personas implicadas ya el segundo día de clase, considerando exclusivamente las relaciones sin distanciamiento ni mascarilla de la clase propia y las de las clases de hermanos y hermanas", explica el coordinador del informe. 

Según apunta, si el número de escolares en la clase sube a 25 -algo que han anunciado varias comunidades autónomas, con el objetivo de mantener el ratio de alumnos por clase - el número de personas implicadas subiría hasta 91. Si se tienen en cuenta las clases de los hermanos, esta cifra aumentaría hasta 1.228 personas. 

Falta de visión a largo plazo

Para Aragón, el principal problema es que la estrategia impuesta por el Gobierno  parece más enfocada a tranquilizar temporalmente a los padres, cuando tiene que venir acompañada de "inversiones complementarias" a largo plazo, que funcionen durante todo el curso escolar. 

Cualquier planificación en una situación de incertidumbre como la actual "debe considerar múltiples posibles escenarios y en cada uno de ellos deben definirse los recursos de los que se va a disponer, las acciones concretas a desarrollar y las situaciones y momentos que llevarían a su puesta en marcha", ha señalado Aragón, que ha añadido que "un plan bueno, bonito y barato no suele resultar posible, pero si además es ambiguo o poco realista, carece completamente de utilidad".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba