La abogada de Podemos Mónica Carmona ha enviado un informe al juez del 'caso Neurona' en el que denuncia que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, tienen como niñera a un alto cargo de la cartera de la dirigente 'morada'. Se trata de María Teresa Arévalo Caraballo, nacida en Ciudad Real en 1980, que fue asistente parlamentaria de Podemos-En Comú Podem-En Marea durante la XI Legislatura.

Arévalo Caraballo forma parte del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, el máximo órgano del partido 'morado', en el que se encuentran nombres como Pablo Echenique, Juanma del Olmo, Isabel Serra, Alberto Rodríguez y Jaume Asens, entre otros.

Además, la que ahora se ha conocido que es niñera de la hija más pequeña de ambos miembros del Gobierno de coalición, fue diputada por Albacete en el Congreso de los Diputados entre 2016 y 2019.

La persona encargada de cuidar de la hija de Iglesias y Montero terminó Bachillerato, pero pese a tener contacto con la Facultad de Ciencias Políticas, no cuenta con carrera universitaria.

En el portal de Transparencia de Podemos aparece la declaración de bienes de la exdiputada del año 2017, cuando la 'morada' aseguraba tener una cuenta corriente con 3,36 euros. Además, declaró tener un coche por valor de 1.500 euros.

En las elecciones de 2019, los 'morados' sufrieron una caída muy significativa, perdiendo siete escaños y quedando relegada a cuarta fuerza, detrás de Vox. Entonces, Caraballo perdió su acta

Asimismo, entre sus deudas, se le concedió un préstamos de 40.000 euros, con un saldo pendiente entonces de 33.000 euros. En el mismo portal, la 'morada' aseguró que en 2015 no había tenido ingresos.

Diputada hasta 2019

Arévalo Caraballo fue diputada hasta 2019, cuando se celebraron las elecciones generales del 28-A. En 2016, el entonces llamado Unidos Podemos logró 45 diputados en la Cámara baja y ella un asiento en el Hemiciclo.

Sin embargo, en los comicios de 2019, los 'morado' sufrieron una caída muy significativa, perdiendo siete escaños, hasta quedarse con 35, y quedando relegada a cuarta fuerza, por detrás de Vox. Entonces, Caraballo perdió su acta.

En ese momento, concretamente el 21 de mayo, Caraballo dejó de ser diputada de la formación, pero ese mismo año nació la hija menor de ambos, de la que cuida desde agosto de 2019.

Anteriormente, en enero de 2019, Montero ya la había nombrado jefa de su gabinete, cuando aún tenía un asiento en el Congreso.

Caraballo fue colocada al frente de la Secretaría de Políticas de Cuidados, entrando directamente en la ejecutiva

Así, a pesar de que el encargo a Caraballo de cuidar a la menor era de carácter privado, la asesora lo compatibilizó al principio con su salario del grupo parlamentario.

En la ejecutiva

Posteriormente, con la llegada de Podemos al Ejecutivo en 2020, Montero la convirtió en jefa de gabinete adjunta a su Ministerio y sumó su sueldo en Igualdad con el nuevo encargo de la pareja de políticos.

Asimismo, Caraballo fue colocada al frente de la Secretaría de Políticas de Cuidados, entrando directamente en la ejecutiva, algo que no sentó bien dentro de la formación.