El juez del caso Neurona, Juan José Escalonilla, también investiga la subida de sueldo que se adjudicaron la gerente de Podemos y el tesorero del partido, según se recoge en la misma providencia en la que cita a declarar como investigado al cofundador de la formación Juan Carlos Monedero.

En su escrito de este martes al que ha tenido acceso Vozpópuli, el magistrado pide información al partido sobre los complementos salariales de estos dos cargos, que ya figuran como investigados en la causa desde hace meses y el acta de la reunión en la que se dio el visto bueno. Esta era otra de las irregularidades que incluyó en la denuncia que dio origen al caso el exabogado del partido, cesado bajo la falsa acusación de haber acosado sexualmente a una compañera.

“Se requiere al partido Político Podemos que en el plazo de cinco días informe si tenía conocimiento del aumento de sueldo de la gerente Esther Val y del tesorero Daniel de Frutos y de otros trabajadores del partido mediante la inclusión de un complemento de coordinación en la nómina y si en su caso tal subida de sueldo fue aceptada por el Consejo de Coordinación, presentando copia del Acta de dicho órgano del partido en tal sentido”, dice la providencia.

Daniel de Frutos, el tesorero de Podemos, en el Congreso de los Diputados.

Falta de "cultura ética"

Este requerimiento se produce semanas después de un auto en el que el magistrado destacara la "falta de compromiso” de los dirigentes de Podemos “con la cultura ética o cultura de cumplimento de las normas legales". Se refería, entre otras cosas, al trato que le dieron a la responsable de cumplimiento normativo, la abogada Mónica Carmona. Esta mujer también fue cesada de su cargo cuando inició a investigar las irregularidades internas de la formación.

"Cabe indiciariamente concluir que tanto la gerente, como el tesorero como el responsable Económico-Financiero, eludieron informar a Mónica Carmona de actuaciones”, decía el magistrado sobre otros aspectos investigados en su momento como las obras de la sede del partido -ya archivado- o el pago de la consultora Neurona por unos trabajos electorales que el juez duda que se prestasen realmente.

Cuando De Frutos y Val declararon ante el juez, tuvieron que dar explicaciones sobre sus complementos salariales. Vozpópuli tuvo acceso a estas declaraciones en las que el tesorero apeló al plan de cumplimiento normativo de Podemos, según el cual, “la gerencia tiene potestad incluso para realizar una auditoría interna sobre objetivos de las personas que trabajan en Podemos”. “En base a eso, la gerencia realiza una actualización por así decirlo y ese pase a unos complementos, es decir, el día que se deje de tener estas responsabilidades, esos complementos desaparecen, obviamente”, relató. 

“Por los resultados que tuvimos en las elecciones había menos gente de finanzas en otros territorios, a mí me tocaba hacer más responsabilidades y se aplican estos complementos que están solo durante el ejercicio de tu función”, justificó. Por su parte, la gerente explicó que “el complemento de coordinación existía y estaban dentro de una escala salarial de referencia que existía en el partido para nuevas contrataciones”. 

“Tanto Daniel de Frutos como yo tenemos a muchos efectos poder de representación. Eso no lo tiene nadie más en el partido excepto Daniel de Frutos y yo. Por lo tanto, formamos parte del núcleo de representantes del partido. En base a eso implemento ese plus de coordinación y además lo anejo al cargo, es decir, si deja de ser responsable del partido o yo dejo de ser gerente dejo de recibir ese complemento”, detalló. Preguntada acerca de si el tesorero le había pedido ese aumento de sueldo, ella no lo descartó: “Yo soy la gerente, todos me piden complementos, subidas, más fondos”.