El periodista y escritor David Gistau ha fallecido este domingo en Madrid a los 50 años de edad después de dos meses peleando contra una enfermedad, según ha informado el diario El Mundo, donde desarrolló la mayor parte de su carrera.

Gistau inició su carrera como reportero de viajes y guionista de televisión. Posteriormente, fichó por La Razón, donde permaneció siete años, hasta 2004, cuando fichó por El Mundo. Su actividad más destacada ha sido la de columnista, donde ha acostumbrado a escribir sobre temas de políticaactualidad y deportes. En los últimos años, también había colaborado en Onda Cero y en COPE.

En El Mundo destacó como columnista, pero también fue reportero de guerra en Afganistán y más tarde incursionó con éxito en el ámbito literario. Precisamente una recopilación de sus primeros artículos daría lugar a su primer libro 'A que no hay huevos' (2004). Posteriormente, en la novela se estrenó con 'Ruido de fondo' (2008), a la que siguió con 'Golpes bajos' y más tarde 'Gente que se fue'. 

El periodismo siempre fue su pasión y su modo de vida. "Cuando tienes afinada la actitud del reportero, cuando eres capaz de bajar al barrio o al mercado para escuchar al personaje, luego es mucho más fácil poder contar esos personajes de forma honesta. Así empezó Hemingway, escuchando la sirena de una ambulancia y siguiéndola a ver adónde le llevaba la historia. Ese estilo como periodista es el que te acaba dando el estilo como escritor", resumía Gistau hace unos meses en un coloquio en Madrid.