España

El movimiento feminista llega al 8-M más dividido que nunca

La politización del movimiento y la reciente aprobación del anteproyecto de Ley de Libertad Sexual ensancha las grietas entre partidos y evidencia las diferencias entre las asociaciones feministas

La vicepresidenta socialista, Carmen Calvo, y la ministra de Igualdad, Irene Montero.
La vicepresidenta socialista, Carmen Calvo, y la ministra de Igualdad, Irene Montero. Efe

Atrás quedó aquel 8-M que logró congregar a millones de mujeres de distinto signo político en las calles todo el mundo. En España, la politización del movimiento y la reciente aprobación del anteproyecto de Ley de Libertad Sexual no solo ha ensanchado las grietas entre partidos de izquierda, centro y derecha. También ha evidenciado la pugna interna abierta entre PSOE y Unidas Podemos y ha terminado por dividir más aún a las feministas.

La corrección del texto exprés del 'solo sí es sí' por parte del ministerio de Justicia ha desembocado en acusaciones entreveladas de "machismo" al ministro socialista Juan Carlos Campo y ha desatado una lluvia de enfrentamientos en las redes sociales entre defensoras y detractoras del texto.

Los mensajes lanzados desde el Ministerio de Igualdad sobre que quieren "que el grito feminista 'Sola y borracha, quiero llegar a casa' se convierta en una realidad para dejar de vivir con miedo" y sobre que los derechos de las mujeres "nunca más se perderán en callejones oscuros" tampoco ha servido para calmar los ánimos.

Falta de acuerdo en temas como la prostitución

La falta de acuerdo en cuestiones como la prostitución, los vientres de alquiler o la identidad de género ya reinaba en anteriores ediciones, pero la premura con la que se ha aprobado el borrador de Irene Montero, ahora al frente del Ministerio de Igualdad, ha hecho que más de una activista ortodoxa se lleve las manos a la cabeza.

La histórica feminista Ana María Pérez del Campo ha sido una de las voces más críticas. Ensalzada en numerosas ocasiones por Unidas Podemos, la presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas ha afeado a Irene Montero el no haber contado con su participación en el anteproyecto.

Pérez del Campo, que participó en la redacción de la Ley del Divorcio y la Ley Contra la Violencia de Género del PSOE, denuncia que no ha tenido acceso al borrador de la nueva ministra de Igualdad y que este pone trabas al trabajo que el feminismo militante ha llevado a cabo durante décadas.

El Movimiento Feminista de Madrid también se ha sumado a las críticas al anteproyecto. En este caso por no haber tenido en cuenta, dicen, la prostitución ni la pornografía, que son para esta plataforma "las mayores expresiones de violencia sexual". 

Lo que no se entiende es que se haga una Ley de Libertad Sexual y no se mencione la pornografía y la prostitución"

"Lo que no se entiende es que se haga una Ley de Libertad Sexual y no se mencione la pornografía y la prostitución", afea la presidenta del movimiento Victoria Sendón de León.

Polémica por la ley 'trans'

El sector del feminismo que aboga por la abolición de la prostitución también ha calificado de "disparate" la futura ley trans. "Lo que no es sujeto político del feminismo es la diversidad, porque esto se ha convertido en un cajón desastre en donde todo cabe, lo que no quiere decir que las mujeres no seamos solidarias con cualquier tipo de movimiento de liberación de las personas", considera Sendón.

En este contexto, la Asamblea Político y Social de Izquierda Unida aprobó a finales de febrero expulsar de la coalición al Partido Feminista de España (PFE) liderado por la histórica abogada feminista Lidia Falcón por combatir públicamentecontra las leyes trans.

Falcón ha tachado de "disparate" la normativa 'trans' impulsada por Unidas Podemos porque opina que "invade los derechos de las mujeres y los menores". Elena Rábade, representante de esta formación ha matizado que "no es un problema contra los derechos de gays, lesbianas o transexuales", pero que estos colectivos "están invadiendo muchos derechos contra las mujeres".

Por primera vez en décadas, el Partido Feminista de Lidia Falcón no participará en las manifestaciones del Día de la Mujer. Todo un símbolo de lo caldeado que está el ambiente.

El anteproyecto de ley del 'solo sí es sí

Por su parte, la Comisión 8M Madrid, espacio de coordinación del movimiento feminista y convocante de la manifestación del 8-M, ve como "un éxito colectivo" del movimiento feminista y no del Ministerio de Igualdad la aprobación del anteproyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual.

Fuentes del ministerio de Igualdad aseguran que están "felices" de que la Comisión considere que se trata de "un éxito colectivo" de todas las feministas y no del Gobierno. Y han evitado responder a las críticas de otra asociaciones feministas.

Imagen de la pasada huelga del 8M
Imagen de la pasada huelga del 8M EFE

"Soy abolicionista y ese es el horizonte de este ministerio. Hay compañeras que no piensan como yo pero todas estamos de acuerdo en que contra la explotación sexual hay que luchar de forma decidida", ha comentado Irene Montero en declaraciones a RNE para tratar de calmar a un sector del feminismo crítico con su borrador.

Fuentes de su ministerio explican a este diario que el anteproyecto de Ley de Libertad Sexual será sometido a una audiencia pública a partir de la próxima semana y distintos ministerios e instituciones con implicación en la nueva normativa emitirán los informes correspondientes para mejorarlo. Después, volverá al Consejo de Ministros y cuando sea aprobado ya como proyecto, será remitido al Congreso de los Diputados. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba