El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha recordado este domingo a los organizadores del Multireferèndum que en un Estado de Derecho se tiene que "cumplir la ley", y les ha pedido acatar la decisión de la Junta Electoral de prohibir la iniciativa por coincidir con las elecciones europeas --algo que no han hecho--.

En declaraciones a los periodistas tras votar en su colegio electoral de Barcelona, ha defendido que hay que respetar las decisiones de la administración electoral y ha reivindicado que el cumplimiento de la ley "es la garantía de una convivencia civilizada, libre y democrática".

"Si la ley no gusta pues se cambia democráticamente en los parlamentos correspondientes, pero la ley que está vigente se ha de cumplir y yo confío en que todo el mundo cumpla con lo que ha dicho la Junta Electoral y el Tribunal Supremo", ha sentenciado el ministro, que ha dicho que entrar en disputas sobre esta cuestión daría mala imagen a España.

Los Mossos retiran una decena de mesas

Los Mossos d'Esquadra han levantado actas en la mayoría de mesas del Multireferèndum y han retirado unas ocho mesas de las 276 instaladas en 130 municipios catalanes, según ha explicado a Europa Press el portavoz de la votación, Albert Puy, aunque participantes en el referéndum elevan la cifra a unas quince.

Según han informado participantes en la iniciativa, se han desmontado mesas de Poble Sec, Gràcia y Horta, y de municipios como Ripollet, Arenys de Munt, Sant Sadurní d'Anoia, Castelldefels, Premià de Mar, Vilafranca del Penedès (en la provincia de Barcelona), Lloret de Mar, L'Escala, Figueres, Olot (Girona), Riudoms y Reus (Tarragona).