La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha defendido que España es una democracia plena frente a las declaraciones del vicepresidente Pablo Iglesias poniéndolo en duda, palabras que ha enmarcado en la campaña electoral catalana porque si no, ha dicho, no se comprenderían.

Montero, en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, ha salido así al paso de las manifestaciones de Iglesias en las que afirmó que no existe una situación de plena normalidad política y democrática en España cuando hay líderes en prisión o fuera de España.

Al preguntarle si el vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos había dado explicaciones o se las habían pedido por esas palabras durante la reunión del Consejo, la ministra ha asegurado que no había hablado en toda la reunión, ni sobre este asunto ni sobre cualquier otro.

España es una democracia plena

Sí ha recalcado frente a sus declaraciones que España es una democracia plena, consolidada, de las 23 mejores del mundo tal y como determinan los listados de organismos independientes y no hay ningún tipo de polémica respecto a esta cuestión.

Por ello ha insistido en que declaraciones como las de Iglesias tienen que contextualizarse en el marco de la campaña electoral catalana. "Fuera de ese marco no se comprenderían determinadas declaraciones", ha añadido. La portavoz del Gobierno ha subrayado que en Cataluña "no existen los presos políticos" y que en España hay una "absoluta separación de poderes". "El Ejecutivo tiene una tarea, el poder judicial otra y el legislativo otra", ha puntualizado.

Y en ese sentido ha dicho que, aunque habría que preguntarle a Iglesias, ella "quiere entender" que las palabras del vicepresidente "se enmarcan en una aspiración de mejorar la calidad de la democracia, una tarea que nunca acaba".

"Hay que tender a la perfección", ha apostillado Montero para acto seguido señalar que esa circunstancia no se suele producir. No obstante, ha remarcado que el vicepresidente segundo del Gobierno es líder de una formación política que ha transmitido "cuáles son sus posiciones" en el marco de una campaña electoral.

Además, tras señalar que la mesa desde la que ofrece la rueda de prensa del Consejo de Ministros no es la de un "traductor oficial" de las palabras de los componentes del Gobierno, ha instado a preguntar a los ministros sobre el sentido de sus palabras cuando quedan dudas sobre a qué se refieren.