Fue una de las sorpresas de la jornada electoral celebrada el pasado martes 4 de mayo. Mónica García, candidata de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, logró desbancar al PSOE como primera fuerza política de la izquierda madrileña al superar al partido de Ángel Gabilondo en casi 4.500 votos.

De los seis principales candidatos, García era la más desconocida, pero esto no ha sido un obstáculo para esta médico que ahora ejercerá como jefa de la oposición en la Asamblea de Madrid. Tampoco parece haber influido el hecho de que Más Madrid sea un partido de reciente creación: nació en noviembre de 2018 de la mano de Manuela Carmena e Íñigo Errejón.

Para Xosé Luis Barreiro, politólogo y profesor en la Universidad de Santiago de Compostela (USC), el éxito de García se debe principalmente a dos factores. El primero, el éxito de su campaña electoral, más "directa" hacia su público que la del resto de candidatos. El segundo, la "catastrófica actuación" de PSOE y Podemos. "La forma en la que aterriza Iglesias o la forma en que se da la impresión de que Gabilondo es un candidato de circunstancias porque no les da tiempo a poner otro beneficia a Más Madrid", apunta Barreiro. A estos partidos, en opinión del politólogo, tampoco les ayudó una campaña "más pensada en el combate entre el Gobierno y la comunidad autónoma que en una campaña regional".

Ha sido una campaña que ha sabido conjugar política, emociones y género"

"Ha sido una campaña que ha sabido conjugar política, emociones y género. Estos tres ingredientes, aliñados con templanza y moderación, han llevado a Mónica García, en particular, y a Más Madrid, en general, a liderar en estos momentos la izquierda en Madrid", destaca Guadalupe Morcillo, experta en comunicación política y corporativa.

El papel de García en el debate de Telemadrid tampoco pasó desapercibido para los votantes. La candidata de Más Madrid y la presidenta Díaz Ayuso fueron para muchos las ganadoras del mismo. "Supo convencer a los votantes de izquierdas e hizo frente a toda la derecha con datos y propuestas. Siempre desde la moderación. Sin traspasar líneas rojas. Nada de insultos. Nada de ofensas. Nada de humillaciones", destaca Morcillo.  

El buen resultado de Más Madrid también pone de relieve el acierto del partido al rechazar presentarse junto a Unidas Podemos a estas elecciones cuando Pablo Iglesias anunció su candidatura. "Creo que para no gobernar iban mejor separados. Si hubiese sido para gobernar, si lo que decía Tezanos fuese cierto, que daba un empate, lo habría resuelto el hecho de que fuesen juntos", apunta Barreiro.

Hay una parte del electorado de Podemos, sobre todo de mujeres, que no valoran bien a Pablo Iglesias"

Para Sílvia Claveria, politóloga y profesora en la Universidad Carlos III de Madrid, una de las claves del éxito de García radica en es su papel en la Asamblea de Madrid. "Era la oposición más visible, sobre todo con la gestión de la pandemia y cuando Gabilondo había quedado en un segundo plano", explica a este diario. También su perfil de políticas públicas "socialdemócrata moderado": "Eso ha hecho que parte de los votantes del PSOE pudiesen votar a Mónica García".

Además, destaca Claveria, los buenos resultados se deben en parte a que la candidata de Más Madrid sea mujer. "Hay una parte del electorado de Podemos, sobre todo de mujeres, que no valoran bien a Pablo Iglesias", señala.