El juez que investiga el caso Neurona investiga un pago de cerca de 18.000 euros a Juan Carlos Monedero de una filial de la agencia de comunicación que contrató Podemos en las elecciones de abril de 2019, según informa este viernes 'El Confidencial'.

Esta transferencia hizo saltar la alarma del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac), y el expediente acabó siendo investigado por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

El pago estaría vinculado con los más de 425.000 euros que Podemos abonó a Neurona por supuestas labores de consultoría, y la transferencia a Monedero se habría realizado antes de que la empresa comenzara a trabajar con el partido.

Según explica el citado medio, Monedero justificó el pago en unos servicios de formación que habría prestado para una sociedad de Neurona, aunque el fundador de Podemos nunca había aportado documentación para acreditar la realización de este trabajo.

Qué es el caso Neurona

El Juzgado de Instrucción 42 de Madrid investiga desde el pasado mes de agosto la presunta financiación irregular de Podemos. A raíz de la denuncia de un abogado que trabajó para el partido, el juez Juan José Escalonilla decidió imputar a la formación política, así como a varios miembros del partido, por la supuesta 'caja B' y otras presuntas irregularidades. La Fiscalía se pronunció por primera vez en septiembre al respecto, y lo ha hecho para solicitar al instructor que continúe con el procedimiento, aunque solo en lo que respecta a una empresa: Neurona Consulting.

Esta sociedad es la piedra angular del caso. Neurona Consulting, registrada formalmente en España como Neurona Comunidad SL, es una empresa dedicada a la consultoría política que fue contratada por Podemos para las elecciones de 2019 y en la que con anterioridad trabajó uno de los fundadores del partido: Juan Carlos Monedero. Vinculada a sectores de izquierdistas de Latinoamerica, pertenece a un abogado de Sevilla, Elías Castejón, que también ha sido imputado en la causa, aunque esgrime que su papel se limitaba a la gestión: "Mi actividad como administrador único de la mercantil es ajena por completo al desarrollo del objeto social al que se han dedicado sus socios".

Elías Castejón, que en declaraciones a Vozpópuli rehusó valorar su imputación y aseguró que desde enero de 2020 no ostenta el cargo de administrador único de Neurona, sostiene que la consultora se fundó el 19 de marzo de 2019 por dos socios, ambos ciudadanos de México: César Hernández Paredes y Andrea Edlin López Hernández, quienes habrían sido los encargados de abonar el capital social mínimo -3.000 euros- para constituir Neurona Comunidad SL, filial española de la mexicana Neurona Consulting, que en Bolivia está siendo investigada por presunta "corrupción".