El cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, está citado este lunes a declarar como investigado en el llamado caso Neurona, en el que se investiga la financiación de Podemos. A las 11.30 horas tendrá que acudir al Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid. Aunque trató de evitarlo, tendrá que acceder finalmente por la puerta principal, donde se ubican habitualmente los periodistas y las cámaras de televisión. El exdirigente morado tendrá que despejar básicamente cuatro dudas en torno al cobró de 26.200 euros de la consultora mexicana Neurona que justificó mediante una factura que los investigadores creen que es falsa.  

1. ¿Sobre qué asesoró?

En la factura aportada por Monedero figura como concepto para justificar el pago “300 horas de consultoría presencial. Buenos Aires, Colombia y México”. El dirigente se dedica a trabajos de consultoría y son habituales sus desplazamientos a Latinoamérica debido a su relación con dirigentes y movimientos políticos de la región. Sin embargo, tanto la UDEF de la Policía como el juez del caso, Juan José Escalonilla, ese concepto les parece una explicación insuficiente. Según consta en el sumario del caso al que ha tenido acceso Vozpópuli, “es habitual en la emisión de facturas falsas utilizar conceptos de asesoría, siendo este un servicio de difícil comprobación”.

En el año 2015, Juan Carlos Monedero ya fue investigado por el cobro de 425.000 euros que también justificó en concepto de consultoría para varios países latinoamericanos. Los había declarado a través de una empresa y no por IRPF, por lo que tuvo que pagar 200.000 euros para regularizar la situación y evitar problemas con Hacienda. Él explicó que le habían contratado para asesorar sobre la viabilidad de establecer una moneda única latinoamericana, pero siempre se amparó en la confidencialidad con el cliente para no enseñar los trabajos realizados.  

2. ¿Fue una comisión?

Lo que tiene que ver con Monedero se investigó en el marco de una pieza separada secreta del llamado caso Neurona. La principal línea de investigación es la que afecta a los pagos de hasta 430.000 euros de Podemos a la consultora mexicana, la misma que abonó los 26.200 euros a Monedero. El auto del juez Escalonilla destaca que el cofundador del partido recibió el dinero investigado en una cuenta del Banco Santander el 25 de enero de 2019, “esto es un mes y dos días antes de la formalización del contrato entre Unidas Podemos y Neurona”, para que le hiciese trabajos electorales en los comicios generales del abril de 2019. 

La formación que lidera el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, pagó 363.000 euros procedentes de subvenciones electorales y tanto el Tribunal de Cuentas como la Fiscalía y el juez tienen dudas de que la consultora llegase a realizar los trabajos. Los investigadores apuntan a que los 26.200 euros que recibió Monedero tuvieron relación con aquel contrato para los comicios. Más claro fue el exabogado José Calvente, quien le dijo al juez que en el partido le dijeron que Monedero había cobrado comisiones.   

Monedero concedió una breve entrevista al diario El País horas después de que se conociera su imputación. Negó cualquier relación entre la retribución de esos trabajos de asesoría presencial en Latinoamérica con el contrato con las elecciones generales. Alega que aquellos comicios los convocó Sánchez por sorpresa ante su imposibilidad de aprobar los Presupuestos Generales del Estado: “¿Cómo iban a saber en Podemos que iban a contratarlos? No sabíamos que iba a haber elecciones”.

3. ¿Cuál es su relación con Neurona?

Monedero es una persona de confianza del máximo responsable de Neurona, César Hernández Paredes. En fuentes abiertas de Internet se les puede ver a ambos posando en fotografías en tono distendido. César Hernández Paredes es la persona con la que contactó Podemos para contratar sus servicios. Lo admitió ante el juez uno de los principales investigados en el caso, Juan Manuel del Olmo. Este dirigente es la mano derecha de Iglesias como responsable de Comunicación tanto en el partido como en su Vicepresidencia y se atribuye la responsabilidad de haber elegido a Neurona, pero se desvinculó de las gestiones para pagar sus servicios.

Según explicó Del Olmo, fue el mexicano César Hernández Paredes -a quien el juez estudia si citar como investigado o como testigo- quien se puso en contacto con él en 2018 para presentarle sus trabajos y desde entonces labraron amistad. Neurona es una consultora que solo trabaja para partidos de izquierdas. Los investigadores dudan del tipo de relación entre Monedero y Neurona tras analizar la factura de los 26.200 euros. Deducen que podría tener con esa firma “una relación contractual ya sea mercantil, laboral, patrimonial o que se trate de una donación”

4. ¿Es una factura falsa?

“Se estaría ante un documento cuya elaboración sería únicamente para justificar un ingreso en una cuenta bancaria, no reuniendo los requisitos esenciales de una factura, y con distintos indicios que hacen pensar que ha sido elaborada ‘ad hoc’ para dicha justificación”. Esta es la conclusión de la Policía Nacional. Basan sus sospechas en que el número de la factura es la 1 y lleva fecha 30 de diciembre “lo que significa que hasta dicha fecha, a un solo día de finalizar el año, no se han emitido más facturas, y por lo tanto no ha tenido actividad”. Añaden además que el 30 de diciembre de 2018 cayó en domingo.

Además, en la factura tan solo figura el como emisor Neurona, “quien según la factura es el prestador del servicio”. “Llama la atención la ausencia de receptor, siendo obligatorio que conste en la emisión de facturas”, dice la UDEF. A su entender, “si es Neurona el emisor de la factura, sería la sociedad que ha prestado el servicio, y por lo tanto quien genera el ingreso”.