El Gobierno ha empezado con mal pie su defensa del plan de reformas enviado a Bruselas para recibir los fondos europeos. La Moncloa ha tenido que intervenir este lunes, víspera de las elecciones autonómicas en Madrid, para corregir al Ministerio de Hacienda. El Ejecutivo admite que sí se revisará la tributación de las familias, pero que en ningún caso se plantea suprimir de forma inmediata la reducción fiscal por la tributación conjunta en el IRPF, de la que se benefician 2,1 millones de hogares en España (4,2 millones de personas).

El choque entre el departamento de María Jesús Montero y la Oficina Económica de La Moncloa, que con Manuel de la Rocha al frente ha coordinado los trabajos para la llegada de los 140.000 millones de Bruselas, ha obligado a la Presidencia a terciar. Hacienda respondió tajantemente el domingo que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido a Bruselas no incluirá la eliminación de los beneficios de la llamada tributación conjunta, cuando en la literalidad del texto adelantado por El País así lo sugería.

Moncloa no toca su plan

La polémica afectó de lleno a la Oficina de De la Rocha, que había enviado el plan a la Comisión Europea unas horas antes. Fuentes del Gobierno insisten en que ese documento no se va a tocar. Y señalan que el Anexo IV del mismo recoge un estudio de la Airef de julio del 2020, que se va a mantener como objeto de análisis.

La Airef, Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, concluyó que esta reducción genera un "desincentivo a la participación laboral de los segundos perceptores de renta (principalmente mujeres de rentas bajas) lo que acentúa los problemas de brecha de género de la economía española". El estudio propone además "acelerar su paulatina desaparición mediante el establecimiento de un régimen transitorio".

"No se cambia lo que ahí dice", reconocen fuentes del Gobierno a Vozpópuli.

La aclaración de La Moncloa, que corrige a Hacienda, es que el Gobierno y su grupo de expertos para la reforma fiscal nombrado recientemente por la ministra Montero estudiarán la forma de que esta reducción fiscal no acentúe la brecha de género en el mercado laboral. Pero que en ningún caso, afirma el Ejecutivo, el cambio en la tributación conjunta supondrá un aumento de la carga fiscal para las familias.

Bruselas pide publicar las reformas

La descoordinación entre las dos áreas del Gobierno ha sembrado muchas dudas sobre el contenido del plan para recibir los fondos europeos que España ha enviado a Europa y que todavía no se conoce al completo. La Comisión Europea ha animado este lunes al Gobierno de Pedro Sánchez a hacer público el calendario de reformas que forman parte de sus compromisos para recibir la ayuda multimillonaria de Bruselas. Sánchez ha prometido una inversión de 72.000 millones en tres años de estos fondos aprobados por los 27 para mitigar el impacto de la pandemia del coronavirus en las economías del continente.

"Corresponde a los Estados decidir qué es lo que publican y lo que no, pero por supuesto les alentamos a publicar (todos los documentos)", ha dicho la portavoz económica del Ejecutivo comunitario, Marta Wieczorek, al ser preguntada por los hitos del plan español que no aparecen en la serie de documentos publicados el viernes.

"La publicación de los planes depende de la decisión de los Gobiernos. Les animamos a comprometerse con este ejercicio de transparencia y publicarlos", ha añadido Dana Spinant, portavoz de la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Las elecciones de este martes en Madrid, en las que el PSOE parte con la perspectiva de una contundente derrota ante la candidata del PP Isabel Díaz Ayuso, han evitado que se conozcan los pormenores de las negociaciones con Bruselas. A falta de conocer más detalles, el Gobierno no contempla en su Programa de Estabilidad 2021-2024 ni en su Plan Nacional de Reformas, también remitidos a la Unión Europea, implementar medidas de recorte del gasto público como congelar las pensiones o el sueldo de los empleados públicos, sino que se compromete a seguir subiendo ambas partidas conforme al IPC de aquí a 2024.